Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Negociarán hoy la liberación del funcionario de la ONU secuestrado por indios en Brasil

EFE ·10/12/2007 - 08:24h

EFE - Indios Cinta-larga de la reserva Roosevelt, al sur del estado de Rondonia.

Las autoridades brasileñas comenzarán a negociar hoy la liberación de un funcionario español de la ONU y de otras tres personas que han sido tomadas como rehenes por indios de la etnia cinta-larga, informaron fuentes oficiales.

El presidente interino de la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai), Aloysio Guapindaia, viajó al estado de Rondonia, donde desde el sábado está retenido por los indios un grupo de personas entre las que figura el español David Martín Castro, miembro del Alto Comisariado de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra.

El superintendente de la Policía Federal en Rondonia, Sergio Lucio Mar dos Santos Pontes, confirmó a Efe que entre los rehenes está también el procurador de la República en ese estado, Reginaldo Pereira da Trindade, y otras dos personas aún no identificadas.

Según Santos Pontes, los cinta-larga "tienen mucho cariño por el procurador", lo que consideró que es una garantía de que "los rehenes no serán maltratados por los indios".

El portavoz policial indicó que desconoce el motivo de la visita del grupo a la reserva Roosevelt, donde habitan los cinta-larga, y señaló que "si la Policía Federal hubiera sabido que iban, no lo hubiera recomendado", pues esa etnia tiene "muchos antecedentes violentos".

Recordó que, en el año 2004, 29 mineros ilegales que trabajaban en búsqueda de diamantes, que abundan en la zona, fueron asesinados por un grupo de indios de esa etnia.

"Creo que el procurador fue engañado por los indios", apuntó Santos Pontes, quien confirmó además que los cinta-larga han puesto varias condiciones para la liberación de los rehenes, entre las que citó que la Policía Federal se retire de la reserva.

En su opinión, los indios pretenden tener libertad para traficar ilegalmente con diamantes.

Explicó que en las últimas semanas, la policía ha detenido a varios traficantes de piedras preciosas y que uno de ellos, al que se le incautaron 44 diamantes, confesó que le habían sido entregados por los indios.

Otras de las exigencias de los cinta-larga son la presencia en el lugar del ministro de Justicia, Tarso Genro, y del presidente de la Funai, así como mejores servicios de salud y educación en la zona.

Santos Pontes puso en duda que el ministro Genro se dirija hasta el lugar, situado en un remoto rincón de la Amazonía, cercano a la frontera con Bolivia.

"Al menos la Policía Federal no lo recomienda por razones de seguridad", dijo sobre un posible viaje del ministro.

David Martín Castro, nacido en Madrid hace 30 años, trabaja en Ginebra en la unidad de pueblos indígenas y minorías del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Es licenciado en Antropología Social por la Universidad Complutense de Madrid desde 2001 y ha trabajado en Guinea Bissau, Estados Unidos, Brasil y España, donde participó en el Programa Indígena de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).