Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Dos muertos y seis heridos por tiroteos en dos centros religiosos en Colorado

EFE ·09/12/2007 - 21:20h

EFE - Varias personas que acudían a un servicio religioso en Colorado Spring (EE.UU.) fueron tiroteados a la salida de la iglesia, a unos 100 kilómetros de otro tiroteo ocurrido esta madrugada en un centro de formación de misioneros.

Dos personas han muerto y seis han resultado heridas a manos de un hombre armado en dos centros religiosos en Colorado, incidentes que, pese a su similitud, se desconoce todavía si están relacionados, según la policía.

El primer incidente ocurrió de madrugada, cuando un hombre armado, de unos 20 años, vestido con chaqueta oscura y capucha, acudió a un centro de formación de misioneros en Arvada, a las afueras de Denver, con objeto de pedir cobijo.

Según explicó el jefe de la policía de la ciudad, Don Wick, el hombre -que portaba gafas y barba- entró en las zonas comunes del recinto y entabló una conversación con algunos de los jóvenes que estudiaban en el centro.

Los jóvenes, según las versiones de los testigos, le dijeron que no se podía hospedar en el centro, momento en el que el hombre sacó un arma y comenzó a disparar.

El hombre causó heridas a cuatro jóvenes, dos de los cuales fallecieron, Tiffany Jonhson, de 26 años, y Phillip Kronse, de 24 años. Los otros dos permanecen hospitalizados, con heridas de gravedad.

Doce horas después, y a unos 100 kilómetros de distancia, un hombre armado con un rifle automático se apostó en el aparcamiento de la Iglesia de la Nueva Vida, en Colorado Spring, y disparó contra los feligreses que salían del servicio religioso.

Los disparos causaron heridas a cuatro personas, si bien ninguna de ellas corre peligro.

Esta congregación es una de las mayores del Estado de Colorado, con unos 10.000 feligreses, y fue fundada por el reverendo Ted Haggard, que fue despedido el año pasado por "inmoralidad sexual", después de que un hombre revelase que mantuvo sexo con él durante tres años a cambio de dinero.

El jefe de la policía local de Arvada informó en rueda de prensa que se habían puesto en colaboración con la policía de Colorado Spring, y con el sheriff del Condado de El Paso, para tratar de determinar si ambos incidentes han sido protagonizados por el mismo pistolero.

En un primer momento, uno de los reverendos de la iglesia, Rob Brendle, dijo a la CNN que el presunto autor de los disparos había sido tiroteado por la policía en los aledaños de la Iglesia, si bien el sargento Fletcher Howard, de la policía de Colorado Spring, no confirmó esta versión.