Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Un 90% de los alumnos de la escuela de cine de Madrid consigue trabajo

EFE ·10/12/2007 - 00:23h

EFE - La Escuela de la Cinematografía y el Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM) nació en 1994 y comenzó a impartir clases en 1995. Hoy cuenta con unos 280 alumnos entre los que hay un 13 por ciento de extranjeros.

Más del 90 por ciento de los alumnos que se titula en la Escuela de la Cinematografía y el Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM) consigue trabajo en distintas ramas de la industria audiovisual, explicaron hoy en el festival de Pinamar las autoridades de esa institución.

"No tenemos una bolsa de trabajo pero sí hacemos gestiones personales para encauzar a los alumnos en alguna productora, porque tenemos una fuerte relación con la industria", explicó el director de la ECAM, el cineasta Fernando Méndez-Leite, quien asiste al festival Pantalla Pinamar que se desarrollará hasta el próximo 15 de diciembre en este balneario de la costa argentina.

La muestra cinematográfica reúne filmes europeos y argentinos que han sido premiados o exhibidos en festivales internacionales y este año inauguró una sección en la que se proyectaron cortometrajes de estudiantes de la ECAM y otra sección de cortometrajes argentinos producidos por la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica.

La ECAM nació en 1994 y comenzó a impartir clases en 1995. Hoy cuenta con unos 280 alumnos entre los que hay un 13 por ciento de extranjeros.

El subdirector de la escuela de cine de Madrid, Jorge Varela, destacó que la institución, que cuenta con diez promociones de titulados, trabaja prácticamente las 24 horas los 365 días del año y que el 20 por ciento de sus estudiantes reciben algún tipo de ayuda económica para poder concretar la carrera.

La inserción al mundo laboral de los estudiantes se produce en distintas ramas de la industria audiovisual, como el cine, la televisión o la publicidad.

Ambos directivos indicaron, al ser consultados por los periodistas sobre cuál es el funcionamiento de la escuela, que el 50 por ciento de los alumnos pretenden ser directores.

Indicaron que los exámenes para el ingreso a la escuela suponen una "criba" considerable, por lo que los estudiantes que finalmente son admitidos "tienen un nivel notable" que permite a los docentes -casi todos profesionales de la industria- trabajar muy bien con ellos.

"A veces surgen los conflictos habituales. Por ejemplo, los alumnos quieren hacer 'Lo que el viento se llevó' y les advertimos que tienen que rodar (los trabajos) en cinco días", señaló entre risas Méndez Leite, quien ha desarrollado una carrera como director y guionista.

Los cortometrajes de la ECAM que fueron exhibidos en Pinamar son trabajos realizados por los alumnos para finalizar uno de los tres cursos o la carrera completa en esta institución, que incluye nueve especialidades, como guión, producción, dirección, edición o sonido, entre otras.