Lunes, 10 de Diciembre de 2007

El Barça se agarra al Camp Nou para seguir el ritmo del Madrid

EFE ·10/12/2007 - 00:25h

EFE - El jugador del Fc. Barcelona Iniesta salta sobre Xavi y Ronaldinho, tras el segundo gol de Xavi, durante el encuentro correspondiente a la Liga Nacional de Fútbol, que han disputado en el Camp Nou el Fc. Barcelona y el Deportivo de la Coruña.

El Barcelona se volvió a agarrar a su seguridad en el Camp Nou, donde tras vencer al Deportivo (2-1) lo ha ganado todo, para mantenerse a cuatro puntos del Real Madrid, en un campeonato que vuelve a tener al Atlético como candidato, un aspirante atípico que convierte cada partido en un ejercicio de sufrimiento al límite.

Tras quince jornadas, a dos de concluir el año, la Liga ya ha dejado unas cuantas pistas: que el Real Madrid, aun vulnerable en defensa, es un líder fiable, que el Barsa camina bajo sospechas y que, a fuerza de padecer lo indecible, el Atlético presenta su candidatura, porque esta temporada parece que la moneda cae cara en más ocasiones.

Mantiene su ventaja el Real Madrid, implacable en San Mamés (0-1), donde no le evitó el habitual lucimiento a Iker Casillas, pero dejó la sensación de que la victoria no se le iba a escapar y el Barcelona se mantiene en carrera, pero con distintas sensaciones.

Está tan liado en disputas sobre el futuro de Ronaldinho que cualquier noticia positiva es saludada con estrépito. Ante el Deportivo, fue la reaparición del camerunés Samuel Eto'o, que alineado junto a Dinho y Messi anticipaba una goleada.

No fue así y el Deportivo, que ya sabe que su misión es evitar el descenso, le puso en apuros desde el minuto 2, cuando marcó el ex azulgrana Cristian Hidalgo. Empató Ronaldinho, de penalti (m.40) y hasta el 70 Xavi Hernández no aseguró el triunfo.

Luego está el Atlético, que es un caso aparte.

Como casi siempre, la dosis de emoción al límite se volvió a vivir en el Calderón, donde cada dos jornadas se pone a prueba la capacidad de sufrimiento de los aficionados rojiblancos.

Ante el Getafe, no hubo el habitual recital de goles, sino de expulsiones. Adelantó pronto al Atlético el uruguayo Diego Forlán (m.19), pero eso no le libró de la angustia, porque el equipo de Michael Laudrup fue un conjunto atrevido, que sólo por su falta de acierto en el remate acabó sin premio.

El choque, sin embargo, quedó condicionado por las expulsiones (4), de todos los colores. En doce minutos del segundo tiempo, fueron desfilando hacia los vestuarios los argentinos "Kun" Agüero (m.65), Licht (m.72) y "Pato" Abbondanzieri (m.76), más José Antonio Reyes (m.77).

En el intercambio de acciones desafortunadas, el Getafe se quedó sin portero y con un ex rojiblanco, el rumano Cosmin Contra, bajo palos, pero el que se sintió más amenazado fue el Atlético, que casi se atrincheró para proteger con éxito su ventaja hasta el minuto 97.

La sorpresa de la jornada, no obstante, la protagonizó el nuevo Betis de Paco Chaparro, que se impuso en El Madrigal a un Villarreal incapaz de consolidar sus aspiraciones.

Con 65 años, Chaparro, un técnico trianero, ha hecho realidad su sueño de dirigir a la primera plantilla verdiblanca. Ya lo hizo en la última jornada de la pasada campaña, pero entonces tenía claro que su paso por el banquillo era circunstancial.

Ahora, se siente con fuerzas para sacar al equipo del atolladero y, de momento, ha arrancado con una victoria impensable en Villarreal, donde le bastó un gol de Capi para sacarle los colores al equipo de Manuel Pellegrini, que desde que acarició el liderato no ha hecho más que decepcionar (un punto de nueve posibles).

También se siente decepcionado el Espanyol. Un empate a tres goles en Zaragoza podría parecer un buen resultado, pero después de tener en la mano la victoria (1-3), parece un castigo.

Todo fue trepidante en La Romareda, donde el conjunto de Víctor Fernández logró la ventaja de forma tan rápida como la perdió. Se adelantó el conjunto aragonés con un tanto del argentino Diego Milito (m.5), pero cinco minutos después ya iba perdiendo, sorprendido por Raúl Tamudo y Valdo.

Con todo perdido y su entrenador, Víctor Fernández, en entredicho, el Zaragoza sacó casta y logró la igualada en los últimos cinco minutos, gracias al brasileño Ricardo Oliveira (m.85 y 90).

Recuperado del paso atrás del Bernabéu, el Racing volvió a rentabilizar otra jornada en El Sardinero, donde el Mallorca se adelantó con un tanto del Webó (m.11), pero los de Marcelino García Toral empataron siete minutos después y, desde el 21, jugaron con un hombre más, por la expulsión del delantero camerunés, lo que favoreció la remontada con goles del argentino Aldo Duscher (m.29) y de Pedro Munitis (m.84).

Desde el séptimo puesto, el Valencia no rescata de su empate del sábado en Pamplona (0-0) más que la garra, porque de momento no se atisba reacción alguna con el holandés Ronald Koeman en el banquillo.

Por detrás, sigue el Sevilla, que recuperó la alegría en el Sánchez Pizjuán, donde derrotó al Murcia (3-1), con dos nuevos goles del brasileño Luis Fabiano, máximo artillero del campeonato. La fiesta la aguó, sin embargo, la lesión del meta Andrés Palop, que se rompió un dedo y estará entre dos meses y medio y tres meses de baja.