Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Serhiy Lebid sólo deja a España el título por equipos

El ucraniano sumó su séptimo título europeo de la especialidad.

IGNACIO ROMO ·09/12/2007 - 22:43h

La carrera masculina permitió realzar la figura de un atleta misterioso. El ucraniano Serhiy Lebid volvió a surgir de la nada para obligar, una vez más, al resto de fondistas europeos a luchar por la medalla de plata. El circuito engañaba porque, a pesar de ser una alfombra verde, los obstáculos rompían las piernas de los atletas.

En los primeros kilómetros, se hizo muy patente la presencia de Alberto García, en un buen momento de forma. Pero el viento terminó con él. Inteligente fue Chema Martínez. El monje del atletismo se acercó a la cabeza de forma progresiva y, con valentía, rompió la carrera en el kilómetro ocho, aunque quizá ese ataque le costara el bronce.

Lo que vino luego fue espectacular. Lebid descargó un hachazo increíble y sólo el sueco Mohamed y Chema, que acabó quinto, respondieron, con un listo Rui Silva.

El séptimo oro de Lebid le convierte en un atleta singular: ha llegado a dominar como nadie una sola competición en su carrera deportiva, al tiempo que, o no acude o fracasa en las demás. El cross es lo suyo, pero sólo a nivel europeo. Es el especialista.

Mientras, España se quedó con el título por equipos. Un éxito que a Jesús España (6º) y Alberto García (12º) les supo a poco.