Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Tras la gala de la FIA, es la hora de Renault y Alonso

Para no robar protagonismo a la gala de la federación, el fichaje del asturiano por la escudería francesa se anunciará hoy o mañana.

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·09/12/2007 - 22:38h

Fernando Alonso recogiendo el trofeo como tercer clasificado del Mundial de Fórmula 1.

Vía libre para el esperado anuncio. Renault y Fernando Alonso harán oficial en las próximas horas el regreso del español a la escudería con la que ganó sus dos títulos mundiales (2005 y 2006). Amén de los últimos detalles propios de cualquier negociación, ambas partes han retrasado el anuncio para hacerle un favor a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El siempre hábil Flavio Briatore, director deportivo de Renault, sabe manejarse como nadie entre bastidores. Sabedor de la importancia que la FIA le da a la gala de entrega de premios que organiza cada año en Mónaco, el italiano envío un mensaje tranquilizador a Max Mosley, presidente del máximo organismo automovilístico mundial. No le iba a quitar protagonismo al acto que se celebró el pasado viernes.

La confirmación oficial que se espera para hoy o mañana hubiese acaparado todos los focos. La Fórmula 1 vive pendiente del futuro de Alonso desde que se conoció la ruptura de su contrato con McLaren.

Escuderías, aficionados y, por tanto, medios de comunicación, esperan un movimiento que provocará innumerables répiclas que afectarán a muchos de los equipos. Prácticamente, a todos los que no tienen pareja de pilotos confirmada para 2008.

El previsible apretón de manos entre Alonso y Briatore difuminaría una gala que pretende ser el no va más de la elegancia deportiva. Un detalle de Briatore, con la anuencia del propio bicampeón ovetense, más obligado si cabe tras el benevolente veredicto del Consejo Mundial de la FIA del pasado jueves en el asunto de la denuncia presentada por McLaren contra Renault por presunto espionaje.

Contrato flexible

Las prolongadas negociaciones han permitido la filtración de algunos detalles, los más importantes, del contrato que rubricarán el español y Briatore.

El principal, su duración. Todos los indicios indican que serán dos años, hasta 2009, con una claúsula especial que le permitiría a Alonso no cumplir el segundo. En el horizonte, él nunca lo ha negado, está Ferrari. Una de las condiciones innegociables para el asturiano ha sido la flexibilidad contractual dada su firme voluntad de vestirse de rojo más pronto que tarde.

En cuanto al sueldo, Fernando Alonso conservará prácticamente el estatus que tenía en McLaren. Es decir, cobrará entre 20 y 25 millones de euros, prácticamente el doble de lo que ganaba en Renault cuando, en 2006, ganó el segundo Mundial y se fue. Un esfuerzo al que espera responder con nuevos triunfos.

Noticias Relacionadas