Domingo, 9 de Diciembre de 2007

93-80. Bosh y los reservas con Calderón decidieron el triunfo

EFE ·09/12/2007 - 22:36h

EFE - El escolta argentino de los Toronto Raptors Carlos Delfino (d) disputa un balón a Tracy McGrady, de los Houston Rockets durante el partido de la NBA disputado hoy en Toronto, Canadá.

La vuelta del alero titular Chris Bosh y la aportación de los reservas fueron las claves que permitieron a los Raptors de Toronto ganar por 93-80 a los Rockets de Houston para romper una racha de dos derrotas consecutivas.

Bosh, que se había perdido cinco partidos por lesión en la ingle, volvió a ser el líder indiscutible del equipo y lo demostró con un doble-doble de 21 puntos, 10 rebotes, cuatro tapones y tres asistencias.

El alero titular de los Raptors fue el que puso siempre la acción que permitió a los Raptors remontar un marcador adverso, especialmente con varios tapones que puso a Steve Francis y a Tracy McGrady.

Los Raptors no habían comenzado bien el partido al anotar sólo uno de los 10 primeros tiros que hicieron a canasta para ponerse con parcial negativa de 2-16 a la mitad del primer cuarto, cuando los Rockets acertaron con sus triples.

Pero los de Toronto comenzaron a mover mejor el balón y a encontrar la distancia para acertar en los tiros de campo y la historia cambió con la salida del alero reserva Kris Humphries, que fue el que rompió la mala racha encestadora de los Raptors.

Humphries con 16 puntos (6 de 9 tiros de campo), incluidos 10 en el cuarto periodo, y nueve rebotes también iba a ser un factor positivo en la victoria de los Raptors, que superaron por completo a los Rockets en la segunda parte después de haberse ido al descanso con parcial adverso de 34-45.

El cambio se dio cuando en el campo salió el base español José Manuel Calderón para dirigir el juego de los Raptors (11-10), que en la primera parte había estado en manos de T.J.Ford.

Con Calderón en el campo, Humphries y los también reservas, el escolta argentino Carlos Delfino y el alero Jason Kapono dieron la vuelta al marcador en el tercer periodo al conseguir parcial de 28-11 y sentenciaron en el cuarto con 31-24.

Delfino iba a aportar 12 puntos, Kapono 10 y Calderón anotó siete tantos, pero repartió seis asistencias para ser de nuevo el mejor del equipo en ese apartado.

Calderón jugó 24 minutos y anotó 3 de 6 tiros de campo y 1-1 desde la línea de personal, capturó tres rebotes, recuperó un balón, no perdió ninguno y tampoco cometió faltas personales.

Delfino en los 23 minutos que vio acción acertó con 3 de 9 tiros de campo, incluidos dos de 5 triples, y estuvo perfecto desde la línea de personal 4-4, capturó ocho rebotes, dio dos asistencias y recuperó un balón.

El banquillo de los Raptors iba a aportar 45 puntos por 29 el de los Rockets, que tuvieron en el ex jugador de los Raptors, el escolta Tracy McGrady a su mejor hombre con 23 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias.

El pívot chino Yao Ming se quedó sin ser de nuevo un factor decisivo al anotar sólo 15 puntos y no tener ninguna presencia bajo los aros al capturar sólo seis rebotes y puso tres tapones para los Rockets (11-10), que rompieron racha de dos triunfos consecutivos.

El otro jugador de los Rockets que anotó en doble dígitos fue el alero Bonzi Wells que llegó a los 12 tantos para dejar al equipo con un 40,0 por ciento de acierto en los tiros de campo por 41,9 que tuvieron los Raptors.

El alero argentino Luis Scola jugó 17 minutos y al igual que el resto del equipo estuvo inconsistente en los tiros a canasta para quedarse con sólo dos puntos (1-3), capturó cinco rebotes, dio tres asistencias y cometió cinco faltas personales.

Ficha técnica:

93. Toronto Raptors (16+18+28+31): Ford (3), Parker (11), Nesterovic (9), Bosh (21) Moon (4) -cinco inicial-, Delfino (12), Kapono (10), Calderón (7), Humphries (16), Graham (--), Dixon (--) y Baston (--).

80. Houston Rockets (22+23+11+24): Francis (7), McGrady (23), Ming (15), Hayes (4), Battier (9) -cinco inicial-, Wells (12), James (4), Head (2), Scola (2) y Landry (2).

Árbitros: Bennett Salvatore, Leon Wood y Mark Lindsey. Pitaron falta técnica a Yao Ming, de los Rockets. No hubo eliminados por personales.