Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Prisión para los etarras detenidos por el asesinato de los dos guardias civiles

Saioa Sánchez Iturregi y Asier Bengoa López de Armentia han sido inculpados por el "asesinato de personas depositarias de la autoridad pública"

AGENCIAS ·09/12/2007 - 20:28h

Los dos presuntos etarras detenidos el pasado miércoles en el sur de Francia han sido procesados y ya han ingresado en prisión por asesinato y otros cargos en relación con el atentado mortal perpetrado contra dos guardias civiles españoles el pasado día 1 en territorio francés, según informaron fuentes judiciales.

El juez de las libertades y de la detención decretó el ingreso en prisión de Saioa Sánchez Iturregi y Asier Bengoa López de Armentia después de haber sido inculpados, en particular por los asesinatos de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero.

Las juezas instructoras, Laurence Le Vert y Marie-Antoinette Houyvet los procesaron en concreto por "asesinatos de personas depositarias de la autoridad pública", secuestro, robo a mano armada, intento de robo a mano armada, receptación, transporte y tenencia de armas, uso de documentos falsos y asociación de malhechores, cargos en banda organizada y con fines terroristas.

Los dos presuntos etarras fueron trasladados en la noche del jueves a París desde Montpellier, adonde habían sido trasladados tras pasar unas horas en la comisaría de Mende al ser arrestados en una pequeña localidad del departamento de Lozère, al sur del país.

Las fuerzas del orden francesas siguen buscando al tercer miembro del comando que participó en el atentado el pasado día 1 contra los dos guardias civiles. Centeno, de 24 años, murió en el acto, mientras Trapero, de 23, falleció el miércoles en un hospital de la localidad vascofrancesa de Bayona, a unos 25 kilómetros al sur de Capbreton.

Bengoa y Sánchez, que estaban armados cuando fueron detenidos el miércoles, habían intentado robar dos días antes un coche cerca de Périgueux (suroeste).

En otro vehículo que utilizaron en la fuga, un Renault Clio verde localizado el martes en el departamento de Tarn, se encontraron casi un centenar y medio de casquillos de bala que presumiblemente recogieron después de haber hecho prácticas de tiro en algún lugar aislado. Algunos de esos casquillos presentan las mismas características que los del arma que fue empleada en el doble asesinato de Capbreton y que, según la hipótesis de los investigadores, fue disparada por Sánchez.