Archivo de Público
Martes, 20 de Octubre de 2009

Batasuna apuesta por un proceso democrático que se desarrolle sin violencia

·20/10/2009 - 09:57h

Un documento redactado por la supuesta nueva dirección de Batasuna, que hoy publica el diario Gara, propone iniciar «un proceso democrático que tenga como base la palabra y la decisión de la ciudadanía vasca" y que se desarrolle "sin ninguna violencia ni injerencia externa".

Tras las detenciones de Arnaldo Otegi y otras nueve personas acusadas de intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna, Gara publica un documento de 36 folios que recoge la nueva "oferta política" de esa formación que deberá ser debatida entre las bases de la izquierda abertzale.

El texto plantea una apuesta por «un proceso democrático que tenga como base la palabra y la decisión de la ciudadanía vasca» y que debería llegar a desarrollarse «sin ninguna violencia ni injerencia externa».

GARA asegura en su información que las últimas actuaciones policiales no han logrado "abortar este debate, que alcanza tanto a la definición de la estrategia a seguir como a la propia estructuración de la izquierda abertzale o la definición de su liderazgo".

El documento aconseja «definir una estrategia eficaz que lleve la confrontación a los términos Euskal Herria/Estado» y en su desarrollo la izquierda abertzale "se beneficiará" del paso del tiempo, "de modo que el Estado español aparezca con claridad en su papel de 'verdugo' y los independentistas se reflejen como víctimas".

Ese proceso, argumentan los impulsores de la propuesta de debate, «debilita al Estado y nos fortalece a nosotros, sin ningún género de dudas».

El objetivo de fondo es abrir "un nuevo ciclo", a partir de la constatación de que "los intentos anteriores no han tenido éxito".

Así, reflexiona que al proceso negociador desarrollado entre 2005 y 2007 la izquierda abertzale llegó "con problemas de cohesión interna» y añade que se descuidó la labor de impulsar una movilización social que hiciera adaptarse al PSOE.

Pese a todo, expone, "estamos en la misma fase política" para avanzar hacia un nuevo "marco democrático" y propone, por tanto, abrir un proceso "en el que no se cometan esos mismos errores" y en el que la izquierda abertzale sea "más fuerte y más eficaz".

La propuesta recoge los cuatro «pasos» hacia "la apuesta por un proceso democrático": "reagrupar la izquierda abertzale; conformar en paralelo un bloque que reúna a los independentistas; construir un 'muro popular' lo más amplio posible frente a las agresiones y la injerencia estatal, y a favor del propio proceso democrático y la excarcelación de presos; y reconstruir la negociación".

Batasuna considera como «urgente» reagrupar a sus bases ya que «la unidad popular (Herritar Batasuna) tiene que ser la casa de todos los independentistas de izquierdas" y será, según se expone, "el agente principal en la lucha de masas y la lucha institucional".

El documento propone el cambio político ante el "agotamiento total del estatutismo, el aumento del deseo de cambio político, el modo en que se tambalea la hegemonía histórica del PNV o la unidad de acción lograda" entre los nacionalistas en el País Vasco francés para algunos asuntos.

De esta forma asegura que existen las "condiciones objetivas" para impulsar esta estrategia política.