Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Lagardère afirma que las deslocalizaciones son también una respuesta para Airbus

EFE ·09/12/2007 - 21:38h

EFE - Arnaud Lagardère, presidente del grupo que lleva su nombre, cree que las deslocalizaciones que baraja Airbus "son también una respuesta" a la situación que vive el fabricante aeronáutico.

Arnaud Lagardère, presidente del grupo que lleva su nombre, accionista de EADS, señaló hoy que las deslocalizaciones que baraja Airbus "son también una respuesta" a la situación que vive el fabricante aeronáutico europeo, en particular las dificultades por el nivel del dólar frente al euro.

En una entrevista a la cadena de televisión "LCI" y a la emisora "RTL", Lagardère señaló que la depreciación de 30 céntimos del dólar respecto al euro en los dos últimos años le ha costado a Airbus 3.000 millones de euros y para hacer frente a esa y a otras necesidades había que realizar el plan de ajuste "Power 8", y las deslocalizaciones "son también una respuesta".

Defendió al presidente de EADS, Louis Gallois, que dijo esta semana que habrá que llevar una parte de la actividad de Airbus fuera de la zona euro, y manifestó "tiene razón al decirlo" porque "la constatación es clara" ya que "hay un mal tal vez mortal" que es la depreciación de la divisa estadounidense respecto a la moneda única europea.

Lagardère, sin embargo, no dio precisiones sobre la dimensión y el calendario de ese desplazamiento de actividades fuera de la zona euro, con el argumento de que no las tiene todavía.

"Se comunicarán en tiempo útil", indicó antes de mostrarse convencido de que la dirección y los accionistas "acabarán por ponerse de acuerdo" sobre este asunto.

Preguntado sobre si el Estado francés, en tanto que accionista de EADS, podría aceptar las deslocalizaciones, respondió que "el Estado no puede ir contra el interés de EADS a medio y largo plazo".

Sobre la venta de siete plantas de Airbus y EADS, que se ha venido retrasando desde el verano, aseguró que "la decisión se tomará pronto", aunque no descartó que haya que esperar al año próximo.

De hecho, subrayó que "es mejor una decisión tardía que una mala decisión", y comentó que si no se ha cerrado la cuestión es porque "las condiciones de unos y otros no nos satisfacen" y "no es sólo una cuestión de precio".

Lagardère, cuyo grupo tiene el 7,5% de EADS, lamentó que Airbus no se beneficia del mismo "entorno tecnológico" del que goza su competidor estadounidense Boeing, y lo vinculó a la falta de una política común europea para el sector.

"Haría falta una PAC (Política Agraria Común) de la aeronáutica", dijo.

Rechazó las críticas a que Airbus, y otras empresas, firmen contratos con el régimen de Muamar Gadafi durante la visita que el líder libio hará a París desde mañana y hasta el sábado.

"No podemos decidir los clientes que nos parecen aceptables o los que no nos parecen aceptables", que es una cuestión que deciden los estados, y en este caso el francés, señaló este accionista de referencia de EADS.

Además, se preguntó retóricamente "por qué hacer del pueblo libio una víctima" de la situación del régimen.

Uno de los hijos de Gadafi avanzó el pasado viernes que durante la visita a Francia de su padre se firmarán varios contratos, entre ellos uno con Airbus por más de 3.000 millones de euros.

Lagardère reiteró su negativa a las acusaciones de uso de información privilegiada contra él y contra dirigentes y ex dirigentes de EADS y de Airbus.