Domingo, 9 de Diciembre de 2007

28-26. España se aproxima a los cuartos de final tras ganar a Corea

EFE ·09/12/2007 - 17:33h

EFE - La jugadora de la selección española Tatiana Garmendia (d) lucha por el balón con Pilhee Moon (c) e Imjeong Choi, de Corea, durante el partido del Mundial femenino de balonmano que ambos equipos disputaron en Dijon, Francia.

España sacó fuerzas de flaqueza y exhibió la casta necesaria para dar un paso trascendental hacia los cuartos de final del Mundial de balonmano femenino, al imponerse a Corea del Sur, actual subcampeona olímpica, por 28-26 en Dijon.

El conjunto de Jorge Dueñas le queda ahora medirse el martes a Polonia y, con una victoria, accedería a los cuartos y de paso se garantizaría una plaza en el preolímpico.

España resucitó el día después del varapalo sufrido ante Rumanía. Las jugadoras hispanas se reencontraron consigo mismas y con la confianza necesaria en el partido clave, en el que era mantener las opciones o despedirse, porque de haber caído ante Corea del Sur el conjunto asiático hubiera puesto una distancia insalvable en la clasificación, que ahora favorece al cuadro de Dueñas.

Y certificó esta trascendental victoria en la fase final de la contienda, en los últimos cinco minutos, a los que se llegó con empate a 25 en el electrónico. Pero ahí los goles de Marta Mangué, otra vez la gran referencia ofensiva con diez dianas, Noelia Oncina y Patricia Alonso acabaron con la resistencia de las surcoreanas.

Fue el desenlace a una contienda marcada por el equilibrio y por las alternativas siempre con distancias escasas, pues la máxima fueron tres goles siempre para España.

Aunque parecía que Corea del Sur iba a llevar la iniciativa, este hecho tan solo se produjo al principio. España, en cierto modo enrabietada por el mal encuentro ante Rumanía, no tardó en tomar las riendas del choque y, de la mano de Mangué, adquirió tres dianas de ventaja (7-4, m.15).

Corea del Sur, no obstante, demostró que es un equipo luchador y que sabía que su supervivencia entre las grandes dependía en buena parte de este partido. Por ello, afinó en defensa y en ataque para voltear el tanteador (11-12, m.29), aunque un arreón final permitió a España irse al descanso con una corta pero importante ventaja (13-12).

Todo, por tanto, estaba por jugarse con treinta minutos por delante. Nada había decidido, como no podía ser menos para un choque de esta enjundia.

Y ahí surgió Mangué. Dos goles suyos fueron el arranque perfecto para una España que se situó de nuevo con tres goles de ventaja (15-12) y que sabía contener las acometidas de un oponente que nunca se rendía y que siempre estaba justo un paso por detrás.

No obstante, la tensión subió enteros cuando, tras un 24-21, las asiáticas equilibraron el marcador (24-24 y 25-25) a falta de tan solo cinco minutos. Afortunadamente para España la moneda salió cara en las últimas acciones y amarró un triunfo clave que, sin embargo, debe ser refrendado ante Polonia en el último encuentro de esta fase principal.

- Ficha técnica:

28 - España (13+15): Elejaga, Garmendia (2), Patricia Pinedo (1), Beatriz Fernández (1), Martín (-), Eli Pinedo (-), Mangué (10, 1p), Castañeda (-), Alonso (5), Maru Sánchez (ps), Begoña Fernández (7) y Oncina (2).

26 - Corea del Sur (12+14): Youngran Oh, Woo (5), Ona Kim (-), Huh (-), Namsun Kim (5), Chayoun Kim (2), Seongok Oh (-), Minhee Lee (ps), Myoung (3, 1p), Choi (6, 5p) y Moon (4).

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 4-3, 7-4, 7-5, 9-9, 13-12 (descanso); 15-14, 19-17, 20-19, 24-21, 25-25 y 28-26.

Árbitros: Kristic y Ljubic (SLO). Excluyeron por dos minutos a Garmendia (2), Beatriz Fernández y Alonso, y a las surcoreanas Woo, Namsun Kim y Choi.