Domingo, 9 de Diciembre de 2007

El Papa denuncia que la Navidad se resiente de una mentalidad materialista

EFE ·09/12/2007 - 15:21h

EFE - El papa Benedicto XVI, durante la celebración de la festividad de la Inmaculada Concepción, en la Plaza de España de Roma, Italia, el sábado 8 de diciembre.

El papa Benedicto XVI ha denunciado hoy, durante el rezo del Ángelus dominical, que "la Navidad se resiente, lamentablemente bastante a menudo, de una mentalidad materialista".

El Pontífice saludó primero, desde el balcón de su apartamento en el Vaticano, a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, a quienes luego catequizó acerca de la vida eterna y el significado de la Navidad.

"Es ahora, en el presente, cuando se juega nuestro destino futuro; con el comportamiento que tengamos en esta vida decidiremos nuestra suerte eterna", afirmó Joseph Ratzinger.

Benedicto XVI añadió: "Al final de nuestros días sobre la tierra, en el momento de la muerte, seremos evaluados en base a nuestra mayor o menor semejanza con el Niño que va a nacer en la gruta pobre de Belén, porque es Él el criterio de medida que Dios ha dado a la humanidad".

Después aseguró que "los frutos del amor son aquellos 'frutos dignos de conversión' a los que se refería san Juan Bautista cuando se dirigió con palabras críticas a los fariseos y los saduceos".

"Mediante el Evangelio, Juan Bautista nos continúa hablando a través de los siglos, a cada generación", agregó el líder religioso antes de censurar el consumismo con que se vive la Navidad.

"Sus palabras claras y duras resultan beneficiosas para nosotros, hombres y mujeres de nuestro tiempo, en el que también el modo de vivir y percibir la Navidad se resiente, lamentablemente bastante a menudo, de una mentalidad materialista".

Tras rezar el Ángelus, Benedicto XVI saludó a los peregrinos en varias lenguas, entre ellas la española.