Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Los pescadores detenidos en Mauritania están "tranquilos"

Público se ha puesto en contacto con la familia de uno de ellos y nos han aclarado que ambos están en el barco y no en la cárcel. Pertenecen a una sociedad hispano-mauritana con base en Marín (Pontevedra)

MARTA HUALDE ·09/12/2007 - 12:50h

Los patrones gallegos del pesquero Bahía de Portosanto retenidos desde el jueves en Mauritania tras chocar, presuntamente, con un cayuco “están bastante tranquilos, dentro de un cierto nerviosismo, porque no se sienten culpables”, según relató Sebastián Portas, hermano de uno de ellos, José, de 44 años. “Están en el barco y no detenidos”, añadió.

Los pescadores de la embarcación, perteneciente a una sociedad hispano-mauritana con base en Marín (Pontevedra), notaron cómo chocaban con algo al entrar al puerto de Nuadibú pero creyeron que se trataba de redes o bidones. “No pensaron que fuera un cayuco por la porquería que hay en el mar por esa zona. Ni se dieron cuenta”, explicó Sebastián. Cuando se halló un cadáver en la zona de la colisión, prestaron declaración ante las autoridades del país, pero luego regresaron a su embarcación.

Los dos patrones esperan la llegada del procurador y armador del barco para “arreglar los papeles” y volver a salir a faenar. En todo momento se han sentido atendidos por el consulado español, según Sebastián Portas. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró ayer confiado en que el futuro de los pescadores se resuelva “rápida y satisfactoriamente” porque “en eso trabaja la diplomacia española”.

Espera que regresen hoy tras declarar ante la Fiscalía. Cayucos que faenan sin luz El patrón del pesquero gallego Río do Mar, que también faena en aguas de Mauritania, José Mora, dijo a Efe que a los dos patrones les habría sido “imposible” esquivar el cayuco porque la mayoría “no tiene luces”.Las autoridades españolas confían en la pronta resolución del caso de los dos españoles de un pesquero hispano-mauritano que permanecen retenidos en Mauritania desde el viernes, después de chocar con otra embarcación en aguas del país norteafricano. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho hoy que "su situación es buena" y que la diplomacia española está trabajando en una resolución definitiva. "Tengo confianza en una resolución rápida y positiva".

El jueves por la noche el pesquero tuvo un incidente con otro barco y al llegar a puerto el viernes fueron arrestados por las autoridades con el estatus de detención preventiva mientras investigan si hay indicios de delito, según el Ministerio español de Asuntos Exteriores. Varios medios publicaron que el choque pudo ser con un cayuco mauritano de pescadores a la entrada del puerto de Nuadibú, en el norte del país, y que habrían muerto cinco de sus ocupantes murieron, aunque sólo se ha rescatado un cadáver en la zona.

Zapatero dijo que se encontraba reunido con el presidente mauritano en Lisboa en el momento de conocerse la noticia, por lo que pudo hacer inmediatamente las primeras gestiones. Inicialmente se informó de que eran tres los españoles detenidos, pero posteriormente se aclaró que se trata del capitán y del primer oficial de un barco con pabellón español, el "Bahía de Puertosanto".

Los dos permanecen arrestados en la gendarmería de Nuadibú junto a otros siete mauritanos de la tripulación del barco, agregaron las informaciones. Exteriores indicó que están recibiendo la asistencia consular necesaria.