Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Europeos y africanos sellarán nueva relación política y económica

EFE ·09/12/2007 - 12:31h

EFE - El minstro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos (d), y el presidente de la Comunidad Económica de Estados de Africa Occidental (CEDEAO), Mohamed Ibn Chambas, tras la firma de un acuerdo hoy dentro de los actos de la Cumbre UE- Africa que se celebra en Lisboa (Portugal).

La Unión Europea (UE) y África sellarán hoy en Lisboa, en la última jornada de su cumbre, un plan para desarrollar una nueva relación política y económica.

El nuevo acuerdo, previsto para el periodo 2008-2010, incidirá en el respeto de los derechos humanos, la paz y seguridad de la región, la integración comercial, el desarrollo de objetivos sociales, migración, cambio climático y energía.

Esta será la conclusión práctica de mayor alcance de esta cumbre, que ha reunido durante dos días en la capital portuguesa a más 80 países europeos y africanos.

La cumbre, que fue calificada ayer como un éxito por el presidente de Senegal, Abdulayé Wade, ha tenido dos obstáculos principales: la presencia del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, y las diferencias de índole comercial entre la UE y algunos países de África.

La presencia de Mugabe, acusado por la UE de violar los derechos humanos, motivó el boicot a la cumbre por parte del primer ministro británico, Gordon Brown, representado en Lisboa por la secretaria de Estado para el Desarrollo, Valerie Amos.

La canciller alemana, Angela Merkel, censuró en su intervención la presencia de Mugabe, de quien dijo que dañaba la imagen de la nueva África.

Por parte africana le contestó el presidente senegalés, quien en rueda de prensa afirmó que la canciller tenía "informaciones inexactas" y que Europa en vez de ponerse del lado británico debía intentar la conciliación.

En cuanto a las diferencias comerciales, Wade insistió ayer en que había que seguir negociando porque para la mayor parte de los países africanos "es irreal pensar en una zona de libre cambio de aquí a quince años".

La Organización Mundial de Comercio (OMC) exige que antes de fin de año queden suprimidos los acuerdos preferenciales entre la UE sus antiguas colonias africanas.

Por ello la UE está negociando acuerdos con el objetivo del libre comercio con los distintos países de África, con trece de los cuales ya se han firmado, y con sus organizaciones regionales, aunque hay algunos de ellos, como Senegal, que se niegan porque consideran que no pueden renunciar a los ingresos por aduana.

La lucha contra la inmigración ilegal también fue objeto de discusión en la primera jornada de la cumbre, con la iniciativa del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien propuso un pacto euro-africano que garantice la escolarización infantil, mejore las infraestructuras y potencie la creación de empleo.

La UE señaló al presidente del Chad, Omar El Bashir, la necesidad de cumplir los compromisos de pacificación y le pidió que acepte cuanto antes la fuerza de pacificación euro-africana.

En la segunda jornada, el Gobierno español firmó con la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO) un memorando de diez millones de euros para proyectos de desarrollo y gestión de la inmigración.