Archivo de Público
Miércoles, 14 de Octubre de 2009

Cristiano pierde los billetes

El Madrid no le deja viajar a Portugal

HUGO JIMÉNEZ ·14/10/2009 - 04:00h

Cristiano, recientemente, en Barajas. - EFE

Además de lesionado, Cristiano Ronaldo está ahora molesto. No le ha gustado que el Real Madrid no le permita viajar hoy a Guimaraes para animar a su selección. Lo acepta, pero a regañadientes. "La verdad es que está un poco disgustado por no poder ver el Portugal-Malta", reconocen en el entorno del jugador. Sobre todo porque no considera que se trate de una negativa médica, sino estética. Por una pura cuestión de imagen, por miedo al qué dirán.

El futbolista portugués tenía todo preparado para acompañar a su selección. Viaje al mediodía de hoy, tras la sesión de entrenamiento matutina, y regreso al día siguiente, con tiempo para llegar a la sesión vespertina. No contaba Cristiano con que su programa de trabajo no es el mismo que el de sus compañeros. Y hoy por la tarde y mañana por la mañana le esperan ejercicios de rehabilitación junto a los fisioterapeutas. Tendrá que ver a sus compatriotas por la tele.

El luso, disgustado por una prohibición que no acaba de entender

Ni un reproche

Cristiano no tiene motivos para el enfado. El club es el principal damnificado sin tener culpa y, además, se ha cuidado muy mucho de no reprochar al jugador su ejercicio de temeridad (forzar para jugar con su país con un tobillo lastimado).

Según el parte oficial, Cristiano sufre "esguince grado I-II del ligamento lateral interno del tobillo derecho, con inflamación y edema óseo en el astrágalo". Pero al futbolista ayer le contaron que el diagnóstico, en realidad, es peor, porque añade una pequeña rotura fibrilar. Por eso, el trabajo de recuperación debe ser aún más intensivo. Más horas en manos de los fisioterapeutas (para quitarle el dolor y bajar la inflamación) y más trabajo de recuperación en solitario. De momento, los médicos quieren ser muy prudentes y por ahora no le dejarán hacer al futbolista ningún ejercicio de readaptación.

Los médicos le han dicho que, además de esguince, sufre rotura fibrilar

Pese a los argumentos médicos, Cristiano sostiene que el viaje a Portugal no le hubiera supuesto ningún perjuicio. Por contra, quedarse le ha hecho incumplir una promesa. "Estaré el miércoles ante Malta", le dijo a Carlos Queiroz, su seleccionador. CR9 se siente tan importante que da por hecho que su sola presencia, aunque sin jugar, es un estímulo ganador para sus compañeros. Pero al Madrid, a veces, también se le agota la paciencia. Cristiano se queda sin viaje.