Sábado, 8 de Diciembre de 2007

El partido de Thaci gana las elecciones locales, pero pierde en Pristina

EFE ·08/12/2007 - 10:50h

EFE - El ministro ruso de Asuntos Exteriores Sergei Lavrov.

El Partido Democrático de Kosovo (PDK) encabezado por el probable futuro primer ministro, Hashim Thaci, venció en la segunda vuelta de las elecciones locales celebradas ayer, sábado, en Kosovo, pero no logró imponerse en Pristina, la capital, según el primer sondeo.

Responsables de la ONG "Democracia en Acción" informaron a EFE de que el PDK venció en 17 de los 23 municipios en los que se votó el sábado, mientras que la gobernante Liga Democrática de Kosovo (LDK) se impuso en tres, incluida Pristina, y la Alianza para el Futuro de Kosovo (AAK) en otros tres.

Estas cifras coinciden, además, con las mencionadas por Thaci en un mitin ante sus seguidores, en el que se declaró vencedor de los comicios, aunque sin lograr la ciudad más poblada, Pristina, con alrededor de medio millón de habitantes.

"Hoy, los ciudadanos de Kosovo confiaron una vez mas en el PDK y manifestaron su dedicación a la democracia", dijo Thaci, cuya formación venció en las elecciones parlamentarias del pasado 17 de noviembre.

"Ahora, Kosovo sabe el día de la independencia y que la va a proclamar en coordinación con nuestros socios, EEUU y Bruselas", agregó el antiguo guerrillero.

Los comicios se celebraron en Kosovo en medio de la incertidumbre acerca del futuro estatuto de esa provincia serbia, poblada por un 90 por ciento de albaneses que aspiran a una pronta independencia.

Los ciudadanos de Kosovo eligieron hoy entre 46 candidatos a alcaldes en 23 municipios -de un total de 30 que hay en la provincia-, en los que en la primera ronda, el pasado 17 de noviembre, ninguno obtuvo la mayoría absoluta.

En Pristina, la capital, se impuso Isa Mustafa, el candidato del LDK, al ex guerrillero Fatmir Limaj, del PDK, según el sondeo.

La Comisión Electoral facilitará hoy, domingo, los primeros resultados oficiales, pero el sábado informó de que, hasta el mediodía, la participación era del 12,53 por ciento, mientras que la Televisión Publica de Kosovo (RTK) situó la afluencia a las urnas en toda la jornada en torno al 30 por ciento.

La escasa participación marcó también las elecciones parlamentarias de noviembre pasado, que los analistas atribuyen al descontento de los ciudadanos por la mala situación económica en Kosovo, donde casi la mitad de la población activa carece de empleo.

Tampoco hubo votación en los municipios de Leposavic, Zubin Potok y Zvecane, en el norte de Kosovo, poblados por serbios, por decisión del jefe de la misión administradora de la ONU en Kosovo (UNMIK), el alemán Joachim Rücker.

Los serbios, que son aproximadamente un 5 por ciento de los dos millones de habitantes de Kosovo, boicotearon casi en su totalidad las elecciones parlamentarias y locales de noviembre.

Thaci ha venido asegurando que la próxima semana iniciará las negociaciones con todos los partidos para la formación del nuevo Parlamento y el Gobierno de Kosovo.

Según los analistas, esas instituciones que, según se espera en Kosovo proclamen la independencia, podrían quedar formadas antes del 19 de diciembre, fecha en la que se reúne el Consejo de Seguridad de la ONU para decidir sobre la provincia serbia.

El Consejo de Seguridad debatirá el informe de la "troika" formada por la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia, que medió en la última fase de cuatro meses de negociaciones entre serbios y albaneses.

Las negociaciones no han servido para que las partes llegaran a un acuerdo, ni siquiera para que acercaran las posiciones diametralmente opuestas que defienden.

"Es seguro que las instituciones de Kosovo tomarán decisiones a comienzos del 2008, en conformidad con la voluntad de los ciudadanos", declaró recientemente Jakup Krasniqi, secretario general del PDK, partido que ganó las elecciones parlamentarias y que hará previsiblemente a su líder, Hashim Thaçi, próximo primer ministro.

Serbia dejó claro que no renunciará nunca a su provincia y aboga, con el apoyo de Rusia, por que prosigan las negociaciones con los albaneses hasta que se halle una solución de compromiso.