Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Con Etoo vuelve el sacrificio

Con el regreso del delantero camerunés al equipo inicial, regresa la presión arriba.

ALBERT MARTÍN VIDAL ·08/12/2007 - 22:05h

El juego de las nueve diferencias es sencillo en el Camp Nou. ¿Qué cambió del Barça bicampeón de la temporada 2005-2006 al equipo abúlico que se ha visto este otoño? En primer lugar, y por encima de todo, el hambre. O, dicho en vocabulario táctico, la presión en campo contrario.

Samuel Etoo jugará hoy como local su primer partido en lo que va de Liga, una competición de la que es el máximo goleador en lo que va de siglo, y lo hará con el reto de devolver al Barça el sello de equipo agresivo, voraz y ganador que le caracterizó entre 2004 y 2006.

Cuando el capitán del equipo, Carles Puyol, denunció el pasado 10 de noviembre la indolencia de la línea atacante tras la derrota en Getafe -"desde fuera no se ve un equipo solidario, en que todos vayan a una, tenemos que poner todos la misma actitud", manifestó-- se refería precisamente a este concepto. Esto parece poco menos que imposible de aplicar sin la voracidad de Etoo, puesto que ni Messi, ni Ronaldinho ni Henry destacaron nunca por ello.

Frank Rijkaard bromeaba ayer con el retorno al equipo de un jugador al que, en su ausencia, se ha elogiado por su condición de primer defensa del equipo. "Etoo es mejor ofensivamente que defensivamente; por eso juega de delantero", explicó, didáctico, el técnico holandés.

Pese a la broma, nadie ignora que en ausencia del camerunés, el sistema defensivo azulgrana se ha basado más en la labor de sus centrales que en un trabajo de todo un equipo. Y eso que en el vestuario costó hacer autocrítica hasta que Puyol dijo basta. El propio capitán, poco antes de la debacle en Getafe, se ofendía con sólo oír que el equipo no presionaba. "No estoy nada de acuerdo", espetó antes de abandonar una comparecencia ante la prensa.

Polémica por la presión

En la misma línea se expresaba Eusebio Sacristán el pasado 12 de octubre. "Sí presionamos, y bien. Lo hicimos contra el Inter y el Athletic de Bilbao, lo estamos trabajando mucho pero depende del momento y del rival", explicaba el tercer entrenador azulgrana.

El mismo Rijkaard, el día 7 del mismo mes, negaba que hubiera problemas a la hora de intentar el robo de balón en campo contrario. "Presionamos cuando podemos, pero contra los equipos grandes hay que mantener más la posición", decía el técnico. La condescendencia de unos y otros con la escasa actitud defensiva mostrada en diversos partidos propició un bagaje conocido: lleva fuera una sola victoria en siete partidos, y sólo ha aguantado la segunda plaza gracias a su extraordinario rendimiento en el Camp Nou, donde ha ganado todos los puntos posibles.

En ese escenario volverá esta tarde Etoo, que tiene posibilidades de ser titular, en el día en que también vuelve Deco y que podría marcar un antes y un después en el periplo azulgrana en esta Liga. "Si el grupo mira en las misma dirección podemos cambiar muchas cosas", avisó ayer. Con su regreso vuelve la actitud.