Sábado, 8 de Diciembre de 2007

España advierte de que la ayuda económica que pide Gadafi no basta para frenar la inmigración

EFE ·08/12/2007 - 12:49h

EFE - El líder libio, Muamar Gadafi, instó hoy a los gobernantes de la UE a elegir entre "devolver los recursos" expoliados a África o "invitar" a los africanos a vivir en sus países.

El ministro de Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, dijo hoy, ante las palabras del líder libio, Muamar al Gadafi, de que si le dieran mil millones de euros no exportaría inmigrantes, que la ayuda financiera para el desarrollo de África es importante, pero no suficiente.

En la II Cumbre euro-africana que comenzó hoy en Lisboa, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, fue el encargado de exponer la visión europea sobre el problema de la inmigración, mientras que por parte africana lo hizo Gadafi.

En esa sesión, a puerta cerrada, Gadafi, según fuentes europeas, se dirigió a los líderes de la UE diciendo: "dadme mil millones de euros y os prometo que no os exportaré inmigrantes".

Preguntado en rueda de prensa por esas palabras, Moratinos dijo que, en la Cumbre, cada líder se expresa con libertad, y confirmó que Gadafi había señalado que si pudiese recibir una ayuda de mil millones de euros, los problemas migratorios podrían resolverse.

"Nosotros creemos que, aparte de la ayuda financiera, que es importante y que siempre hemos abogado por ella para mejorar las condiciones de desarrollo en el África subsahariana, no es suficiente", añadió.

Para Moratinos, hace falta una política integral en la que iniciativas públicas como la formación de personas pueden facilitar la modernidad de muchos de estos países.

El ministro añadió que aunque no hay un paquete financiero específico que se haya anunciado en la Cumbre de Lisboa, no hay que olvidar que existen unos fondos europeos que están ya aprobados y que son importantes, como los 22.000 millones de euros previstos en el Fondo de Ayuda al Desarrollo.

Citó también otras partidas incluidas en la política de vecindad del norte de África, así como instrumentos financieros en los que trabaja la Comisión Europea con el Banco Africano de Desarrollo y con varias organizaciones regionales.

"Si hacemos la suma, hay un paquete financiero suficientemente amplio para responder a los desafíos, pero eso no significa que no haya que hacer un esfuerzo y no haya que identificar proyectos y programas", añadió Moratinos, quien recalcó que lo que hace falta es una nueva visión sobre la forma en que la ayuda europea debe desarrollarse con los países africanos.

Moratinos informó de que Zapatero y Gadafi se saludaron nada más iniciarse la Cumbre y de que próximamente se concretará la visita a España del líder libio.

El ministro consideró que la Cumbre de Lisboa ha permitido "volver a colocar a África en la agenda europea" e iniciar una nueva etapa, y aseguró que ha habido una acogida muy positiva entre los líderes africanos a la intervención de Zapatero en la que expresó la necesidad de que la UE aumente su compromiso con el continente africano.

Además, hizo un repaso de las reuniones que mantuvo hoy Zapatero con una serie de líderes africanos asistentes a la Cumbre, como, entre otros, con los de Mauritania, Senegal, Argelia, Angola, Nigeria, Guinea Conakry, Chad y Guinea Bissau.

A esa lista se sumó la entrevista con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en la que acordaron buscar "nuevos instrumentos" en la lucha contra la banda terrorista ETA, y otra con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, en la que hablaron, entre otros asuntos, de la Alianza de Civilizaciones.