Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Los tres tenores y el misterioso Lebid

Chema Martínez, Jesús España y Alberto García buscan hoy en Toro el primer título europeo de cross para España y evitar así la séptima corona continental del ucraniano

IGNACIO ROMO ·08/12/2007 - 21:18h

Ucrania nunca había producido buenos corredores de fondo. La antigua nación soviética jamás se había caracterizado por fabricar atletas de largo aliento y basó siempre su potencial atlético en las pruebas de fuerza y explosividad. Sin ir más lejos, el inolvidable Valery Borzov, azote de los velocistas estadounidenses en los años setenta y doble campeón olímpico de 100 y 200 metros, procedía de Ucrania.

Sin embargo, las cosas cambiaron de forma súbita en 1999. Se celebraban en Ferrara (Italia) los Campeonatos de Europa de campo a través y, como por arte de magia, un muchacho rubio de talla media y dotado de una gran potencia de piernas se coronó de forma sorprendente como campeón continental. Se llama Serhiy Lebid y hoy en Toro (Zamora) aspira a conquistar su séptimo título europeo de campo a través. Es el rey indiscutible e indiscutido del cross europeo.

Los triunfos de Lebid están rodeados de un cierto halo enigmático. En primer lugar, sorprende que no haya sido capaz de reproducir su impresionante nivel en el cross en un buen rendimiento en la pista. Su historial está huérfano de grandes éxitos tanto en los 5.000 como en los 10.000 metros. Jamás ha entrado en una final de los Mundiales de pista y lo único de interés en su palmarés es un bronce en los cinco kilómetros de los Europeos de 2002. En 10.000 metros posee un raquítico crono de 28:09.

Preparación en soledad

La segunda interrogante está en sus métodos de preparación y en sus periodos de aislamiento competitivo. Este enigma se ve reforzado por el hecho de que sus apariciones en los Europeos de cross se producen sin haber competido previamente. Asimismo, llaman la atención  sus desapariciones de las listas de salida o sus retiradas en grandes competiciones de la IAAF. Pero Lebid es así.Kislovodsk es uno de los secretos de Lebid. Tras este enigmático nombre se esconde una pequeña localidad de la región norte del Cáucaso ruso, justo entre el Mar Negro y el Caspio. En esta zona montañosa es donde suele concentrarse el atleta ucraniano para preparar las citas más importantes.

Desde el punto de vista técnico, Lebid prefiere competir en circuitos que discurren sobre terrenos blandos, embarrados y con cuestas. Es por tanto un auténtico crossman. En relación con la temperatura, el ucraniano siempre prefiere los días fríos. Por eso, es consciente de que si hoy amanece en Toro un día de clima benigno, con el piso seco, sus opciones al triunfo disminuirán.El hexacampeón europeo, de 32 años, establece su residencia y su base de operaciones frecuentemente en Italia, donde, por cierto, es ya un atleta muy popular en Italia. Pasa el invierno entrenándose en Feriolo di Baveno (cerca del lago Maggiore), en el norte del país transalpino.

El trío español

Aún siendo el favorito, hay que reconocer que  Lebid no lo va a tener fácil. Llega a una competición en la que se va a encontrar con un equipo local muy potente. La selección española contará el domingo con un trío que asusta a cualquiera por una razón muy simple: los tres, aunque en pista, presumen de ser campeones de Europa.El líder es Alberto García, que acude a Toro como número uno español tras dos sensacionales exhibiciones de fuerza en los crosses de Soria y Quintanar. El madrileño llega a estos Europeos con más hambre de victoria que nunca y lleva cuatro meses preparando de forma exclusiva esta competición. Un título europeo le valdría para reivindicarse después de la sanción que interrumpió su carrera deportiva en 2003.

Chema Martínez, número dos de España, se planta en tierras zamoranas como un valor seguro. El de Las Rozas es un atleta con el que hay que contar porque está en un grandísimo momento de forma y lo ha demostrado durante todo el otoño. “No puedo dejar pasar esta oportunidad. Estoy en un gran momento y sé que tengo opciones de medalla individual. Además, debemos ganar por equipos”, aseguró Chema a Público. El excampeón europeo de 10.000 metros ha estado afinando su punta de velocidad toda la semana (el martes se entrenó completando 16 carreras de 300 metros entre 41 y 45 segundos, descansando 45 segundos entre ellas) y espera una carrera intermedia, ni muy rápida ni muy lenta.Pero atención al número tres de nuestra selección. Jesús España, el actual campeón de Europa de los 5.000 metros, es el tapado. De todos los favoritos es el que mejor velocidad final posee. Si la carrera es lenta, y el circuito no tiene barro, el de Valdemoro puede ser campeón de Europa. Ojo con él.

La realidad es que la selección española cuenta con grandes opciones de ser campeona de Europa por equipos en categoría masculina. Las opciones habrían sido aún mayores si hubiera estado presente en el equipo Juan Carlos de la Ossa, pero el conquense está aquejado de ciática y será el gran ausente. Aún así, los españoles cuentan con grandes opciones y sólo parecen inferiores a Lebid, si acude en forma. Precisamente de la Ossa pronunció hace años una frase histórica: “Lebid no es imbatible pero sí un atleta indestructible”.

¿Otro título para Marta?

La carrera femenina contará con otra gran opción de España con vistas a la medalla de oro. Marta Domínguez, la actual campeona europea de 5.000, ha preparado este Europeo con mimo y con muchísima discreción.La palentina salió de la oscuridad hace tres semanas con ocasión del cross de Quintanar de la Orden, donde se apuntó una victoria inesperada. No por su calidad, que la tiene de sobra, sino porque se ignoraba que su estado de forma fuera tan bueno a estas alturas de temporada.

Tras su espectacular victoria en los 5.000 metros del pasado Europeo de 2006 y su mal año de 2007 -con una renuncia al Mundial de Osaka más por baja forma que por lesiones-, Marta se presenta en Toro con una gran opción de victoria basada en su mejor cualidad: su  casta de ganadora.Las grandes rivales de Marta Domínguez serán la inglesa Yelling y la última campeona de Europa: Tatiana Holovchenko.

Entre ella y Lebid, componen un frente temible. Ucrania es la gran amenaza.