Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Las inmobiliarias exprimen las vías para lograr dinero

Los promotores venden terrenos a cambio de acciones, cortejan a la banca y a la bolsa

SUSANA R. ARENES ·08/12/2007 - 21:14h

El parón en el ladrillo ha puesto contra las cuerdas a muchas de las inmobiliarias que están con la deuda al cuello. Sólo las trece promotoras que cotizan en bolsa deben a las entidades financieras 28.191 millones, que equivale a lo que facturan juntas las dos primeras constructoras del país (ACS y Ferrovial). Bancos y cajas están exigiendo a las promotoras el pago de sus préstamos y, por ello, estas empresas agudizan el ingenio para conseguir dinero extra.

Ante este escenario, que puede agravarse si la banca sigue cerrando el grifo (que tan provechoso le ha sido en los últimos años), los promotores han ideado varias fórmulas para superar el bache:

SUELO POR ACCIONES

Algunas de las empresas han optado por vender suelo a cambio de acciones de la compañía que les compra esos terrenos, según explican altos ejecutivos del sector. Se trata, sobre todo, de inmobiliarias de la Costa del Sol que adquirieron parcelas en las que aún no pueden edificar, con lo que no les sacan rendimiento para poder pagar los créditos.

SALIDA A BOLSA

Tremón, propiedad del ingeniero sevillano Hilario Rodríguez, quiere lograr hasta 1.300 millones con la salida a bolsa. De momento, el grupo ha tenido que aplazar el estreno al día 19 tras admitir que no ha pagado a Cajasur 20 millones por la compra del 50% de dos compañías. A esto se une que ha abonado 93 millones por varias parcelas a Arenal que ésta no le ha traspasado y Tremón está dispuesta a reclamarlo en los tribunales, como avanzó Público. La deuda total de Tremón es de 1.195 millones, nueve veces su patrimonio.

TERRENOS ABONADOS CON PAGARÉS

Tremón también ha optado por esta solución para aplazar pagos y ha abonado con pagarés varios terrenos a las inmobiliarias Arenal y Aifos, implicadas en la Operación Malaya.

FUSIÓN DE EMPRESAS

Astroc quiere renacerAstroc, el símbolo de la burbuja inmobiliaria en bolsa, busca refundarse integrando a sus dos filiales Rayet Promoción y Landscape. La catalana Aisa también quiere fusionarse.

VENTA

Para algunos dueños de inmobilialiarias, lo mejor es vender. Juan José Hidalgo, propietario de Viajes Halcón y Air Europa, busca comprador para su filial, la agencia Century. Acciona también vendía su división.

NEGOCIAR LA DEUDA O CÓMO SEDUCIR A LA BANCA

Hábitat, la inmobiliaria de las familias Suñol y Figueras, se ve ahogada para pagar los créditos por la compra de la filial promotora de Ferrovial (2.200 millones). Ahora intenta que las entidades financieras le den un crédito participativo, en el que la banca accede a cobrar parte en acciones de la empresa y, además, tiene un coste menor.

SUSPENDER PAGOS

La valenciana Llanera fue la primera en optar por alternativa extrema de suspender pagos y le han seguido la también valenciana Rya, la catalana Maresmar Golf o la castellanoleonesa Lagos.