Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Caldera alaba el éxito de la política integral para los españoles en el exterior

EFE ·08/12/2007 - 21:09h

EFE - El Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales de España, Jesús Caldera Sanchéz-Capitán (i), habla en una conferencia ante inmigrantes españoles radicados en Brasil, en la Casa de España, al sur de Río de Janeiro.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales de España, Jesús Caldera, destacó hoy ante la colonia española en Río de Janeiro el "éxito" de la política integral para los ciudadanos españoles que viven en el exterior.

En la primera jornada de su visita oficial a la ciudad, el ministro inauguró una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Español y un Centro Social para Mayores en la Casa de España.

Para la ampliación de la capacidad de la UCI, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales aportó una subvención de 350.000 euros, que "permite seguir modernizando una institución con gran prestigio", aseguró el ministro.

El centro, que atiende a 40.000 personas cada año, está regido por la centenaria Sociedad Española de Beneficencia, fundada por inmigrantes españoles en 1859, y proporciona asistencia sanitaria a todos sus socios, los españoles residentes en Brasil, así como a los españoles de paso por Río de Janeiro y, en especial, a aquellos ciudadanos carentes de recursos.

Según cifras del Consulado Español, en todo el estado de Río de Janeiro residen unos mil inmigrantes españoles, que pueden recibir atención en el hospital y la Sociedad Española de Beneficencia en Brasil.

En su discurso, Caldera destacó en la Casa de España ante unas 600 personas, los "avances" conseguidos en materia social, entre los que citó las leyes de igualdad y dependencia en una "legislatura muy intensa, en la que hemos corregido problemas del pasado con una intensa política social".

Transmitió un "cordial abrazo" del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el "reconocimiento del trabajo que los inmigrantes españoles han hecho en Brasil".

El titular de Trabajo y Asuntos Sociales destacó que los españoles en el exterior fueron una "prioridad" para él desde que viajó junto con el actual presidente español a Argentina en medio de la crisis económica de 2002, cuando ambos estaban en la oposición, y vieron la "dramática situación de los inmigrantes españoles, especialmente de los mayores".

En ese momento, aseguró, "Zapatero me nombró responsable para que eso no volviera a ocurrir".

"He procurado visitar todos los países en los que hay una representación española. Para mí es un honor y una obligación. Somos una sola sociedad, los que vivimos aquí y allí", subrayó.

En ese sentido, enumeró las leyes que equiparan a los españoles en el exterior con los que viven en España.

Citó el "Estatuto de la ciudadanía española en el exterior", aprobado por unanimidad en el Parlamento y que garantiza pensiones a los mayores de 65 años sin recursos, así como las garantías de asistencia sanitaria y farmacéutica, y la llamada "Ley de los niños de la guerra".

En Brasil, el Gobierno español da pensiones a 3.600 ancianos sin recursos.

Para el ministro, estos avances constituyen un "salto adelante en la democracia española".

"España es un país que se desarrolló en gran parte gracias a estas personas, conoce las heridas de la inmigración y por ello acoge a los inmigrantes que llegan ahora al país con un sentido humanitario", afirmó.

Caldera visitó Brasil en dos ocasiones. Estuvo en Sao Paulo, la ciudad que cuenta con la mayor colonia española (3.600 personas en total) en mayo de 2.005 y en Brasilia en abril de 2006.