Archivo de Público
Viernes, 9 de Octubre de 2009

Donde el bosque se hace monumento

Muniellos constituye una de las joyas del patrimonio forestal europeo. El mayor robledal de España se encuentra en Asturias y tiene en sus bosques y lagunas un auténtico tesoro lleno de leyendas y mitología.

CARMEN V. VALIÑA ·09/10/2009 - 10:38h

Infoasturias/Antonio Vázquez - Las lagunas, como esta de La Isla, son uno de los elementos más característicos de Muniellos.

En el suroeste asturiano, entre los concejos de Cangas de Narcea e Ibias, la Reserva Natural Integral de Muniellos es un auténtico bosque de cuento. Una joya del patrimonio forestal europeo que, como en los buenos relatos de trasgus y hadas, sólo abre sus secretos a unos pocos: aquellos que consiguen autorización para visitarlo.

Y es que el mayor robledal de España estuvo en apuros hasta hace treinta años y desde tiempos de los romanos, que iniciaron sobre él una dura deforestación. Sus depredadores han variado con los tiempos, desde la Armada que en el siglo XVIII buscó en él madera para la flota hasta la serrería que amenazó su ecosistema hasta los años setenta del siglo XX.

La tranquilidad es la domina en Muniellos, con una de las densidades de población más bajas de toda Asturias. 

Sus 5600 hectáreas caducifolias, en las que el roble se convierte en monumento y se acompaña de hayedos, abedules y tejos, están plagadas de leyendas y mitología astur. No podía ser menos en un territorio recorrido por el río Muniellos, regado por lagunas de belleza enigmática, escondidas entre valles, senderos y cimas. La Peña, Grande, Fonda y La Isla son las cuatro lagunas de origen glaciar que recorren el parque, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Lugar también de cuento porque otro de los fascinantes secretos de Muniellos son sus cuatrocientas especies diferentes de hongos y setas, que siembran los bosques de lugares propicios para la vida de las criaturas más fantásticas. Aquellas que alimentan los sueños infantiles y que no ven molestadas su tranquilidad por la mano del hombre: Muniellos tiene una de las densidades demográficas más bajas de toda Asturias, y en sus valles sólo es posible encontrar pequeños pueblos.

A cambio, la fauna que aquí se puede encontrar tiene en el oso pardo a su rey, acompañado del lobo y el urogallo. En los ríos abundan las nutrias, y en los cielos, azores y águilas calzadas. Animales muchos de ellos tan extraños ya en nuestros bosques que su sola presencia confiere a Muniellos el sabor de lo especial. De un lugar donde el bosque se hace monumento y lo mágico se intuye a cada paso.

Más información
Puede obtenerse información sobre Muniellos en la web de Infoasturias, www.infoasturias.com. Para visitar este espacio natural conviene tener en cuenta que se debe hacer una reserva previa, a través del Servicio de Atención al Ciudadano del Principado (Tel. 985 279 100), o mediante la web www.princast.es. El horario de atención telefónica es de 8.30 a 19.30 horas. Se permite un número reducido de visitantes por día, por lo que es aconsejable planificar con cierta antelación.

Dónde comer
En Villar de Vildas encontramos La Pornacal , que ofrece alojamiento en uno de los pueblos con más encanto de la zona. En Puerto de Somiedo, El Coronel destaca por los platos típicos de Asturias, como la fabada, el caldo de berzas y los postres caseros. Las Duernas es el restaurante de la casa de aldea La Corona del Auteiro, en la localidad del mismo nombre, y también centra su carta en las recetas propias de la zona.

Dónde dormir
Una posibilidad es La Pornacal, constituida por dos viviendas, cada una de ellas equipada con salón-cocina, una habitación y un baño. El mismo alojamiento también ofrece hotel y apartamentos. En Valle de Lago, Braña La Code es en sí misma una experiencia, pues ofrece al visitante la posibilidad de dormir en un conjunto etnográfico formado por seis cabanas de teito que imitan una braña de la zona. Otra opción, en este caso en Pola de Somiedo, es el Hotel Palacio Álvaro Flórez Estrada, un edificio señorial del siglo XIII ubicado en plena naturaleza.