Sábado, 8 de Diciembre de 2007

La Generalitat mantendrá el patrocinio al Desafío porque aúna el conjunto de la vela de España

EFE ·08/12/2007 - 18:01h

EFE - La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado (c); el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps (2i); el presidente del sindicato suizo "Alinghi", Ernesto Bertarelli (2d), y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, junto al presidente de America's Cup Managment (ACM), Michel Bonnefous (i), levantan la 'Jarra de las Cien Guineas' el pasado mes de agosto.

La Generalitat mantendrá su participación en el patrocinio del Desafío Español durante la 33 Copa del América de vela al considerar que este proyecto ya aunó "al conjunto de la vela de España" en la pasada edición de esta competición.

Así lo afirmó el vicepresidente primero y portavoz del Consell, Vicente Rambla, durante Los desayunos de EFE en el hotel Westin, en referencia a la inscripción del equipo Ayre como segundo sindicato español para la próxima Copa del América, prevista inicialmente para 2009 en Valencia pero aún sin fecha concreta tras el reciente litigio entre el Alinghi y el BMW Oracle.

El pasado 20 de noviembre, la inscripción del Ayre fue aceptada como desafío para la próxima Copa del América por la Sociedad Náutica de Ginebra (SNG), responsable del Alinghi, vigente campeón de la competición.

El Ayre es un equipo de capital balear y liderado por el regatista mallorquín Pedro Perelló, aunque competirá por el Club Náutico de Denia (Alicante).

Rambla expresó el respeto del Gobierno valenciano hacia este nuevo equipo pero recordó que el Desafío Español fue un proyecto liderado por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien gestionó la creación del sindicato finalmente abanderado por Iberdrola y copatrocinado por la Generalitat bajo su marca turística "Comunitat Valenciana".

"Se convirtió en el desafío de España y nos hizo vivir momentos de satisfacción", aseguró el portavoz del Consell, quien destacó que la apuesta "sigue manteniéndose viva", aunque un conjunto de personas "haya presentado un nuevo desafío que tiene su patrocinio, sus recursos y su capacidad para poderlo hacer".

Respecto a la resolución de la disputa judicial entre el BMW Oracle y el Alinghi, afirmó que el Club Náutico Español reunía las "características" que establecen las reglas de la Copa del América para aquellos equipos que quieren retar al ganador de la competición.

En este sentido, consideró que la Corte Suprema de Nueva York, que ha dado la razón al Golden Gate Yacht Club de San Francisco, representante del BMW Oracle, "no ha visto una de esas características", como la de que el Club Náutico Español de Vela había organizado ya alguna regata antes de que se dictara el fallo.

Además, recordó que el Alinghi pertenece a la Sociedad Náutica de Ginebra, capital de un país que "tampoco tiene una gran tradición marítima" y que no había organizado ninguna regata, algo que "nadie planteó".

A su juicio, "la Copa del América se tiene que decidir en el mar y no en los despachos" y el Desafío Español, "sea el primer retador o no, es un desafiante que quiere participar en el mar y esa es la opción que hay que dar" a todos los equipos inscritos.

Rambla mostró la "confianza" de la Generalitat en que Valencia será la sede de la 33 Copa del América porque "así lo han manifestado" tanto el Alinghi, vigente campeón, como el BMW Oracle, con quien el primero deberá establecer las bases de la próxima competición.

"No sé cuándo se disputará esa Copa ni qué características tendrá, pero lo único que no se discute es que una Copa del América, con la forma en que fue disputada la 32 edición, se celebrará en Valencia", aseguró.

Para Rambla, la anterior edición, que finalizó el 3 de julio, "fue un éxito de organización para los equipos", y criticó la falta de "sensibilidad y apuesta" por parte del Gobierno central que, a su juicio, "se ha visto forzado a participar en el proyecto porque difícilmente podía decir al mundo que no lo iba a hacer".