Archivo de Público
Martes, 6 de Octubre de 2009

"Ricardo quiere el coche, tapicería y color negro"

Los dos cabecillas de la trama negociaron la compra de un vehículo de lujo para el secretario general del PP de Valencia

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·06/10/2009 - 17:49h

Costa, tras sufrir un accidente con su coche de lujo. - J. N.

"¿Ricardo ya sabe cómo quiere el coche?", pregunta Pablo Crespo, número dos de Francisco Correa en la trama Gürtel. Al otro lado del teléfono responde Álvaro Pérez, El Bigotes, su conseguidor en Valencia: "Todavía no está muy decidido".

Esta conversación se produjo el 3 de noviembre de 2008. Ni Crespo, que se encuentra ahora en prisión, ni El Bigotes sabían que la Policía tenía intervenidas sus llamadas por orden judicial. El rastro que dejan sus llamadas pone en un serio aprieto al tercer actor de la llamada, el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, con quien las grabaciones policiales dejan clara una relación de total confianza.

Los líderes de esta trama corrupta ligada al PP gestionaron la compra de un vehículo de lujo para Costa valorado en 80.000 euros, un Infiniti idéntico al que conducía el número dos del PP valenciano cuando sufrió un accidente de tráfico el pasado 6 de mayo.

La minuciosidad con la que Crespo y El Bigotes prepararon el encargo queda reflejada en el sumario del caso, parcialmente levantado ayer. Costa no tiene claro el color del coche y El Bigotes comenta con Pablo Crespo que va a pedirle que entre "en Internet y decida". "Dile, por favor, que se decida", insiste Crespo, que fue secretario de Organización del PP gallego antes de convertirse en número dos de Correa .

"Lo ha flipao Ricardo"

Crespo deja clara la cuidada atención que dispensan a Costa: "Que si quiere otras llantas o lo que sea, el color interior, lo único que puede decir es el color exterior, interior y las llantas si no quiere las mismas". Un día después, la gestión telefónica de El Bigotes da resultado: "Escucha, Ricardo quiere el coche, tapicería negra y color negro y tus llantas".

El Bigotes y Crespo parecen conocer bien la inclinación de Costa por las aficiones caras

El Bigotes y Crespo parecen conocer bien la inclinación de Costa por las aficiones caras, según se deduce de sus conversaciones intervenidas. El mismo día en el que ambos trataban de adecuar el color y los extras del coche de lujo a los gustos de Costa, El Bigotes le contaba a Crespo que Luis Díaz Alperi, ex alcalde de Alicante, "le ha regalado un Franck Muller" de acero al secretario general del PP valenciano. El reloj "vale 20.000 euros", según aclara El Bigotes ante la curiosidad de su interlocutor, que se muestra deslumbrado. "Lo ha flipao Ricardo, claro, entonces le han ajustado la correa y va como un niño, ya le conoces, tío, con una cosa de esas se vuelve loco, pero no se lo puede poner por Valencia, ya se lo he dicho". La razón parece sencilla y se la aclara a Crespo inmediatamente: "Es que es un cante de cojones".

Costa es una referencia habitual en las conversaciones de los líderes de la trama. Su líder, Francisco Correa, llega a aventurarle un brillante porvenir: "Tú serás el futuro presidente del Gobierno de este país". Al otro lado del teléfono, el propio Costa responde: "Sí, sí, eso le toca al otro Costa", en referencia a su hermano Juan, ex ministro de Aznar.

Costa asegura que pagó su coche de lujo

Compraventa unida a un préstamo personal
El secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, negó ayer que la ‘trama Gürtel’ haya tenido nada que ver en la compra de su coche –un Infiniti– y reiteró que lo pagó con la venta de su anterior automóvil y un préstamo personal.

“Digan lo que digan”
El entorno del dirigente del PP valenciano negó cualquier favor por parte de la trama corrupta, “digan lo que digan” los supuestos cabecillas de la red.

Una operación particular
Costa afirmó que realizó la compra a un particular “personalmente”, como explicó en mayo, cuando sufrió un accidente con el coche que citan los imputados.