Archivo de Público
Martes, 6 de Octubre de 2009

Uganda arresta a uno de los cerebros del genocidio de Ruanda

Idelphonse Nizeyimana era uno de los sospechosos más buscados por el tribunal de la ONU por la matanza ruandesa de 1994

REUTERS ·06/10/2009 - 17:03h

Idelphonse Nizeyimana está acusado de ser uno de los principales arquitectos del genocidio de Ruanda en 1994.

Cuando se cumplen quince años de la masacre que se cobró casi un millón de víctimas en Ruanda, la policía de Uganda confirma haber arrestado a Idelphonse Nizeyimana, uno de los sospechosos más buscados del genocidio de ruandés de 1994, según han declarado fuentes policiales.

Nizeyimana, ex capitán del Ejército y ex alto cargo de los servicios secretos, entró en Uganda desde República Democrática del Congo el 1 de octubre y fue detenido en Kampala el lunes, dijo la fuente.

Ha sido extraditado a Arusha, una ciudad del norte de Tanzania donde tiene su sede el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), agregó. Un portavoz del tribunal confirmó el arresto.

Fue el principal organizador del genocidio en la provincia de Butare, al sur de Ruanda

Nizeyimana era uno de los decenas de sospechosos buscados por el tribunal de la ONU por el genocidio en el que fueron asesinados alrededor de un millón de tutsis y hutus moderados.

Estados Unidos había ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares por su captura. El TPIR le acusa de genocidio, complicidad en genocidio, e incitación pública y directa para cometer genocidio.

El tribunal sostiene que junto con otros elaboró listas de inteletuales tutsis y personas en el poder y se las entregaron a los soldados y a las milicias que luego les asesinaron.También está acusado de establecer los controles en las carreteras en los que se asesinó a tutsis, y de dar armas y transportes a milicias sabiendo que iban a ser usados para ataques.

Detenido 15 años después

El Gobierno de Ruanda asegura que Nizeyimana fue el principal organizador del genocidio en la provincia de Butare, en el sur del país. En abril de 2009 se cumplieron 15 años desde el genocidio.

"Su arresto es un alivio para los supervivientes del genocidio"

"Era un agitador, un manipulador, uno de los principales asesinos en Butare", declaró el ministro ruandés de Justicia, Tharcisse Karugarama. "El arresto de este hombre (...) es un gran alivio para los supervivientes del genocidio".

Es el segundo arresto importante en unos dos meses. Gregoire Ndahimana, un dirigente local en Ruanda durante el genocidio, fue detenido en agosto por tropas congolesas durante una operación apoyada por la ONU contra los rebeldes hutus de las Fuerzas Democráicas para la Liberación de Ruanda.

Ban aplaude el paso contra la impunidad

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró "un paso importante en la lucha contra la impunidad" el arresto en Uganda de uno de los principales acusados del genocidio de Ruanda de 1994, Idelphonse Nizeyimana.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, señaló que Ban celebra la detención de Nizeyimana en la capital ugandesa, Kampala, por su presunta participación en el asesinato de tutsis y hutus ruandeses moderados.

Resaltó que la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) considera a Nizeyimana uno de los líderes del grupo armado Fuerza Democrática para la Liberación de Ruanda (FDLR), que opera en la provincia congoleña de Kivu Norte.

"En ese contexto, su arresto es un paso importante en la lucha contra la impunidad y manda un claro mensaje sobre el compromiso de la región de los Grandes Lagos con la paz y la seguridad", apuntó.