Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Dos pescadores españoles, retenidos en Mauritania tras chocar su barco contra un cayuco

El accidente se produjo el pasado jueves. Las autoridades investigan si se produjeron víctimas entre los pescadores que ocupaban el cayuco. 

PÚBLICO.ES/EFE ·08/12/2007 - 09:25h

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero se ha reunido esta mañana con el presidente de Mauritania, Sidi Mohamed Uld Abdallahi en la cumbre UE-ÁFRICA que se celebra en el recinto de la Expo-98 de Lisboa. En ese momento, no se conocía la noticia de la retención de los dos marineros españoles. /EFE

Dos tripulantes españoles se encuentran retenidos en dependencias policiales del puerto mauritano de Nuadibú por la supuesta colisión de su barco con un cayuco de pescadores mauritanos el pasado jueves. El accidente podría haber provocado la muerte de al menos uno de los ocupantes de esta última embarcación.

Según ha explicado el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, en el incidente se vio involucrado el pesquero de sociedad mixta hispano-mauritana "Bahía de Portosanto", que, en la oscuridad de la noche, chocó sin que se pudiera concretar si fue con un cayuco o unos bidones.

De vuelta al puerto de Nuadibú, según Moratinos, los miembros de la tripulación lo comunicaron a las autoridades mauritanas, que están interrogando al capitán y al primer oficial del barco, ambos españoles, para intentar aclarar lo sucedido.

Respeto a los procedimientos judiciales mauritanos

Tras confiar en que la situación se resuelva lo más rápidamente posible, informó de que el armador del barco está en contacto con las autoridades mauritanas para intentar encontrar una solución.

Moratinos explicó que ha sido la delegación española que asiste en Lisboa a la II Cumbre euro-africana la que informó al presidente mauritano, Sidi Aballahi, también presente en la capital portuguesa, de lo que está ocurriendo.

Esa información se le hizo llegar a lo largo del día después de que Zapatero y Aballahi se reunieran a primera hora de la mañana, pero entonces aún no se conocía lo ocurrido.Tras comentar el incidente, Moratinos dijo que las dos delegaciones han quedado en mantener contactos "para que todo transcurra de la mejor manera posible".

"Tenemos que respetar los procedimientos judiciales y policiales de la investigación que tiene Mauritania; el armador y la embajada están en contacto con ellos y esperamos que todo pueda resolverse satisfactoriamente", insistió.