Sábado, 8 de Diciembre de 2007

Familiares del presunto etarra detenido solicitan el levantamiento de la incomunicación

EFE ·08/12/2007 - 15:22h

EFE - Una joven pasa por delante de la vivienda en donde residía el ex alcalde de Etxarri-Aranatz, Salvador Ulayar, asesinado por ETA en 1979, y en el que aparece el anagrama de ETA sobre los símbolos de las manos blancas, el 24 de marzo.

Familiares del presunto miembro de ETA Gorka Lupiañez Mintegi, que fue detenido el jueves por la Guardia Civil en Berriz (Vizcaya), y representantes del Movimiento Pro Amnistía han solicitado hoy el levantamiento de la incomunicación en la que se encuentra el arrestado.

En una rueda de prensa ofrecida en Durango (Vizcaya), de donde es natural Lupiañez, han expresado su temor respecto a esté siendo torturado, como, según han dicho, lo ha sido en las dos anteriores ocasiones en las que ha sido detenido.

Acompañado por la madre del presunto miembro de ETA y de una edil de ANV de Durango, su hermano, Andoni Lupiañez, ha explicado que su familia ha solicitado el "habeas corpus" para este presunto activista de ETA, lo que le permitiría acceder a los servicios de un abogado y de un médico.

Asier Virumbrales, portavoz del Movimiento Pro Amnistía, ha denunciado que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, no haya requerido el levantamiento de la incomunicación de Lupiañez, pese a que el Parlamento vasco aprobó en diciembre del pasado año una resolución contraria a esta medida judicial.

También ha lamentado que el alcalde de Durango, Juan José Ziarrusta (PNV), tampoco se haya puesto en contacto con los familiares de este joven de 27 años, para interesarse por su estado.

Virumbrales ha recalcado que en los últimos 30 años en Euskadi se han registrado más de 6.000 denuncias de torturas, todas ellas tras períodos de incomunicación dictados por la Audiencia Nacional.

Andoni Lupiáñez ha afirmado que la familia desconoce las causas del arresto y ha puesto en duda que la detención se produjera el jueves en un control de la Guardia Civil en Berriz, dado que, según ha señalado, nadie fue testigo de la misma.