Sábado, 8 de Diciembre de 2007

La Policía francesa encuentra un misil robado al Ejército en un piso a las afueras de París

El proyectil contenía cinco kilos de explosivo y estaba inactivo, pero los artificieros consideran que se hubiera podido activar facilmente

·08/12/2007 - 13:01h

Las fuerzas del orden francesas descubrieron la semana pasada un misil tierra-aire robado al ejército francés en un piso del extrarradio este de París, aunque sus propietarios no parecen tener vinculaciones ni con grupos terroristas, ni criminales, según cuenta hoy "Le Figaro Magazine".

El misil, que contenía cinco kilos de explosivo, estaba inactivo cuando fue encontrado en un apartamento de la localidad de Liemil Brévannes, en el departamento de Val de Marne, pero los artificieros consideran que fácilmente se hubiera podido activar, indicó el semanario.

Según los primeras averiguaciones de la Brigada Criminal de la policía, las tres personas que tenían este arma no pertenecen a ningún movimiento terrorista o criminal.

El pasado 8 de noviembre, también en el departamento de Val de Marne, unos agentes de la comisaría de la localidad de Sainte Gneviève des Bois que se ocupaban del robo de una moto hallaron en las bodegas de un edificio de viviendas sociales de La Héronnieère un lanzagranadas anticarro del modelo 72LAW.

Estos decomisos demuestran la presencia de armas de gran calibre en barrios conflictivos del extrarradio de París, según Le Figaro, que matiza no obstante que se está lejos de una situación de insurrección apuntada por algunos. El Observatorio Nacional de la Delincuencia ha constatado un aumento del 9,5% de los alijos de armas en 2006 respecto a 2005 en Francia, esencialmente utilizadas por bandas de delincuentes.

Esa presencia cada vez más corriente de armas se hizo patente en los disturbios que estallaron a finales de noviembre tras la muerte en un accidente de tráfico de dos adolescentes que circulaban en moto sin casco y que se estrellaron contra un coche de policía en Villiers-le-Bel.

Cerca de un centenar de agentes resultaron heridos en esos enfrentamientos con bandas de jóvenes y algunos de ellos fueron alcanzados por los disparos de armas, cargadas especialmente con munición de caza.