Sábado, 8 de Diciembre de 2007

El vertido comienza a teñir de negro la costa occidental de Corea del Sur

EFE ·08/12/2007 - 08:52h

EFE - Vista aérea de la mancha de petróleo en las aguas de la costa de la isla Guimaras, en el centro de Filipinas, el 31 de agosto del año pasado.

El crudo vertido al mar tras un accidente entre un petrolero y un carguero comenzó hoy a teñir de negro la costa de Taean, en el oeste de Corea del Sur, una región conocida por sus parajes naturales y su actividad pesquera.

Según las últimas informaciones de la agencia local Yonhap, el vertido ha afectado ya a al menos trece kilómetros de costa del Mar Amarillo y hay varias manchas de gran tamaño aproximándose.

En concreto, el petróleo ya cubre la arena de alguna de las más famosas playas de la región y amenaza a varias otras zonas turísticas y pesqueras de Taean, como Simnipo y Mohang.

En total se estima que se han vertido al mar alrededor de 10.500 toneladas de crudo en lo que se considera ya el peor accidente medioambiental del país.

Según Yonhap, el desastre ecológico supondrá un fuerte varapalo económico para la región, sobre todo para el sector turístico y para el marisquero, que cuenta con 5.650 hectáreas de criaderos en la costa afectada.

Las autoridades surcoreanas han puesto en marcha un dispositivo con 70 barcos y seis helicópteros y durante la jornada de hoy han desplegado una barrera de más de cuatro kilómetros para contener el crudo.

No obstante, las difíciles condiciones meteorológicas, con fuertes vientos y gran oleaje, están complicando estas labores de limpieza.

Corea del Sur cuenta con un equipo de emergencia capaz de recoger alrededor de 16.000 toneladas de crudo en tres días, según la agencia de noticias Yonhap.

El accidente podría suponer una indemnización de unos 330 millones de dólares (227,5 millones de euros) que deberían aportar la compañía aseguradora del carguero, la inglesa Lloyd P&I, y el Fondo de Compensación Internacional para Contaminación por Petróleo, una organización intergubernamental que distribuye ayudas entre los afectados por vertidos de crudo.

La región afectada se encuentra en las proximidades del parque nacional de Taean Haean, una zona turística y pesquera en la que existe una industria dedicada al cultivo de algas y ostras.

Taean Haean es el único parque natural del país y cuenta con una costa de 530 kilómetros de longitud, y un conjunto de 120 islotes, además de una treintena de playas.

Además, en las cercanías se encuentra la bahía de Chonsu, una zona con importancia para la biodiversidad debido a las varias especies de pájaros.

El accidente se produjo sobre las 7.30 hora local (16.30 GMT del jueves), cuando una grúa de un carguero surcoreano de 11.800 toneladas provocó tres agujeros en el caso de el petrolero de Hong Kong "Hebei Spirit", de 146.000 toneladas.

Hasta el momento, el peor desastre medioambiental de Corea del Sur era el hundimiento en julio de 1995 de un petrolero surcoreano en las cercanías de Yeosu, la ciudad que organizará la Exposición Universal de 2012, una edición dedicada a los recursos hídricos de océanos y costas.

En esa ocasión se vertieron al mar 5.035 toneladas de crudo y las pérdidas ascendieron a los 75 millones de dólares (52 millones de euros) por daños a los cultivos marinos.