Archivo de Público
Lunes, 5 de Octubre de 2009

Cae el número dos de France Télécom por la ola de suicidios

Wenes fue uno de los responsables de la nueva gestión de recursos humanos

ANDRÉS PÉREZ ·05/10/2009 - 07:56h

La firma de telecomunicaciones gala France Télécom anunció ayer el cese del vicepresidente y número dos de la compañía, Louis-Pierre Wenes. En su cargo desde 2002, Wenes había sido uno de los responsables de la puesta en marcha de las nuevas técnicas de gestión del personal, consideradas causantes de la oleada de suicidios que se ha cobrado la vida de 24 empleados en 18 meses.

El anuncio de su sustitución, efectuado 24 horas antes del inicio de una huelga convocada por los sindicatos y también un día antes de una crucial reunión entre las centrales y la dirección de la compañía, fue interpretado inmediatamente como un intento de reducir la enorme conmoción causada en Francia por esas muertes.

"No es nada ingenuo cortar la cabeza del número dos justo antes de la huelga", explicó Pierre Dubois, delegado del sindicato CFDT en la operadora de telecomunicaciones propietaria de la marca Orange. Para otro sindicalista, Patrick Ackermann, de la central autónoma SUD, se trata "de una señal fuerte, una señal que nos tranquiliza un poco respecto a la actitud de la dirección en una negociación que no hace más que empezar".

La presión política y sindical era muy fuerte desde septiembre pasado, tanto sobre France Télécom misma como sobre el Gobierno francés, ya que el Estado posee aproximadamente el 27% del capital de la operadora.

A finales de agosto, el suicidio de un representante del personal respaldó las conclusiones del Observatorio sobre el Estrés y la Movilidad Obligatoria, creado por los sindicatos. Tras ese suicidio número 22, llegaron otros dos, elevando el total a 24 en 18 meses.

"Política asesina"

Más tajante fue en su valoración del cese de Louis-Pierre Wenes la Asociación de Empleados Accionistas de France Telecom (Adeas), que reúne a los trabajadores que, tras la privatización de la firma a finales de los noventa, aceptaron transformar en títulos de autocartera parte de sus derechos sociales acumulados. La Adeas aplaude la sustitución de quien era el "principal artífice de una política asesina, en la que los indicadores del capitalismo financiero eran los únicos referentes de gestión".

El cese de Wenes se ha vestido como una petición propia de jubilación anticipada. Pero, según el semanario Le Point, su cese fue pactado el jueves pasado durante una reunión del número uno de France Télécom, Didier Lombard, con la ministra de Economía, Christine Lagarde.

El nuevo número dos de la operadora será Stéphane Richard, un alto funcionario y eminente miembro de la élite francesa considerado muy allegado al presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Suspendidos los cambios forzosos de puesto

La cúpula de France Télécom anunció que está dispuesta a prorrogar la suspensión de todos los cambios de destino, de centro de trabajo y de puestos que, de forma obligatoria, debían afectar a miles de empleados. El plazo se prolonga ahora del 31 de octubre al 31 de diciembre. Los sindicatos reclaman una revisión general de la gestión del personal tras la ola de suicidios sufrida por la empresa. La firma anunció a mediados de septiembre una primera moratoria en los traslados como señal de que aceptaba la idea del estrés que causan los cambios de puesto forzosos.