Archivo de Público
Lunes, 5 de Octubre de 2009

Londres ofreció 14 millones a Gadafi para que dejara de apoyar al IRA

El Gobierno británico no sabía qué hacer para frenar los intereses del coronel libio en Irlanda del Norte

PÚBLICO.ES/EFE ·05/10/2009 - 09:10h

EFE - El presidente libio, Muammar El Gadafi. EFE/Archivo

El Gobierno británico ofreció en 1975 14 millones de libras al coronel Muammar al Gadafi para que dejara de apoyar militarmente al IRA, según revela hoy el diario The Independent. La oferta, que equivaldría a unos 550 millones de euros al cambio actual, formaba parte de un paquete de medidas de compensación destinadas a apaciguar al dirigente libio y asegurar una apertura comercial con ese país. 24 años después, las relaciones con Libia siguen estando en entredicho. La liberación del terrorista de Lockerbie y sus consecuencias el pasado mes de agosto sigue poniendo de manifiesto el recelo británico con Gadafi.

El periódico ha tenido acceso a unos documentos del ministerio de Asuntos Exteriores que demuestran que la propuesta fue una petición expresa del entonces primer ministro laborista, Harold Wilson.

El diario ha publicado también los extractos de una carta en la que Wilson le explica a Gadafi la necesidad de llegar a un acuerdo de colaboración. "No quiero adelantar los resultados de las conversaciones que tendremos en los próximos días, a las que deberíamos asistir con espíritu constructivo, pero debe quedar claro que hay dos cuestiones especialmente importantes para nosotros. La primera de ellas es Irlanda del Norte. La segunda, son las reclamaciones económicas que históricamente Libia ha pedido al Reino Unido".

Esas reclamaciones están relacionadas con la cancelación de la venta de armamento a Gadafi como represalia por la expropiación de varios negocios que los británicos tenían en el país con la llegada del coronel. También estarían las compensaciones que los libios exigían al Reino Unido por las víctimas de las minas antipersonales que se instalaron durante la Segunda Guerra Mundial. 

Gadafi y el IRA

Las acusaciones desde Londres sobre la colaboración de Gadafi con el IRA han continuado a lo largo de estos años. El 16 de septiembre de ese mismo año, el ministro de Exteriores británico, Tony Crosland, sugería que había que presionar al Gobierno irlandés para poner fin a los intereses de Gadafi en esa región. "Habría que explicar que los esfuerzos de nuestro embajador enTrípoli para educar a Gadafi en la verdadera naturaleza del problema irlandés no ha tenido ningún éxito. Las útimas declaraciones de Gadafi sobre Irlanada del Norte no hacen sino demostrar el total desconocimiento del coronel sobre la situación".

Asuntos Exteriores y Defensa niegan tener conocimiento sobre aquellas negociaciones

Las medidas diplomáticas no funcionaban y de ahí que el Gobierno británico decidiera emplear otra estrategia: el pago de 14 millones de libras a Gadafi para que dejara de apoyar al IRA. Jason McCue, abogado que negocia actualmente con los libios una compensación para las víctimas del terrorismo, expresó su estupor por aquella propuesta.

Daniel Kawczyinski, presidente del grupo parlamentario sobre Libia, ha acusado a su vez al gobierno laborista de violar la confianza del pueblo británico. "No deberíamos nunca convencer a un Estado para que deje el terrorismo ofreciéndole dinero de los contribuyentes", sostiene el diputado conservador.

El ministerio de Asuntos Exteriores dice no estar al corriente de esa oferta mientras que el Defensa niega que hubiera asuntos pendientes relativos a una hipotética compensación a Libia.

El fracaso de la diplomacia

El deseo de Londres de llegar a un acuerdo con Gadafi se debía en buena medida, escribe The Independent, al temor de los británicos de que el IRA utilizase explosivos y armas suministrados por Libia para matar a civiles y militares del Reino Unido. Los temores acerca del apoyo militar de los libios al IRA continuaron después de que el también laborista James Callaghan sucediese a Wilson como primer ministro en 1976.

Las relaciones comerciales entre Londres y trípoli se redujeron a la mitad durante aquellos años

Hacia finales de 1976, a las consideraciones sobre el IRA se sumaban otras de tipo comercial. Un memorándum del Foreign Office reza así: "Los argumentos a favor de poner fin a la disputa (con Libia) son más poderosos que...en julio de 1975. Nuestro comercio con Libia ha caído en un 50 por ciento en los últimos cinco años aunque se ha mantenido constante en los doce últimos meses. Las perspectivas de conseguir una parte del plan quinquenal libio, que tiene un presupuesto de inversiones de 7.000 millones de dinares, son más bien escasas", agrega el documento.

A finales de esa década estaba claro que la política británica de "apaciguamiento" hacia el coronel Gadafi había fracasado: Libia había rechazado la oferta de Londres y esperaba una propuesta más generosa de 51 millones de libras, lo que equivaldría a 1.650 millones de euros al cambio actual, señala el periódico.