Archivo de Público
Lunes, 5 de Octubre de 2009

Los ultras se unen a la Resistencia

D. LOZANO ·05/10/2009 - 06:00h

Hinchas del Motagua en el encuentro entre este equipo y el Olimpia en Tegucigalpa

Derby en Tegucigalpa. Olimpia y Motagua, los equipos locales, lideran la liga de fútbol hondureño. Ayer se enfrentaron en una trepidante carrera por el título. Horas antes, sus barras bravas (ultras futbolísticos), los Ultrafieles y los Revolucionarios velaban armas. En el último partido, que tuvo lugar en julio, en plena crisis tras el golpe de estado, se enfrentaron a tiros. Resultado: tres muertos, varios heridos de bala y el horror de una sociedad que no sólo vive con pasión la política y la religión. También el fútbol.

Hoy las cosas han cambiado. Una especie de armisticio tácito, que por supuesto no garantiza la desaparición de la violencia, ha unido a Ultrafieles y Revolucionarios en la lucha de la Resistencia. "Nosotros queremos que Mel vuelva a la Presidencia", aseguró a Público Revo Comandante, el líder de la barra del Motagua, también conocida como Revolocos.

Primera línea de choque

"No tenemos un pacto oficial con los Ultrafieles ni tampoco pertenecemos a la Resistencia como grupo, pero con los problemas que vive el país no tenemos tiempo para esto (peleas entre ultras). Eso sí, muchos de los nuestros están en primera línea de choque contra la Policía. Forman parte del FRU (Frente de Reforma Universitario). Son los duros, los que se agarran a pedradas".

"Con los problemas que vive el país no hay tiempo para peleas de fútbol"

La Policía hondureña ha investigado la participación de los ultras en diferentes actos violentos de la Resistencia, incluidos los saqueos ocurridos tras el regreso de Zelaya.

El subcomisionado José Flores, jefe de Policía de Tegucigalpa, matiza la participación de los ultras. "En las grabaciones comprobamos que la mayoría de los asaltantes a los supermercados eran público normal, que vieron una oportunidad. En otras acciones, los violentos forman parte del FRU". Al cierre de esta edición, 500 agentes se habían desplegado en el estadio. Una fuerza de choque se mantenía a la espera.

Los Revolocos suelen utilizar camisetas negras y gorros negros, además de sus pañuelos rojos. Las camisetas del Che Guevara son las más demandadas en estos 100 días. Otro de sus personajes favoritos es el Joker de Batman. Los Ultrafieles se visten con prendas rojiblancas, mimetizando la cultura hiphopera y la estética de las maras. Melvin, líder de una de las 16 peñas que integran la barra, accedía ayer al Estadio Nacional junto a sus miles de compañeros (se calcula que son 5.000). "Todo está tranquilo, nosotros a animar al Olimpia. Usted también debería hacerlo, ¡póngase la camiseta!".

Los líderes de los Ultrafieles aseguran que su grupo nada tiene que ver con la Resistencia, pese a que sus miembros han participado en enfrentamientos con la Policía.

Provocación policial

"Queremos que Mel vuelva a la Presidencia", explica un hincha

Un gran porcentaje de los ultras de Tegucigalpa son estudiantes, de ahí las evidentes conexiones con el FRU. Eduard es un revoloco que forma parte de los grupos de choque de la Resistencia. "Somos varios revos de la colonia Las Torres que vamos a las movilizaciones, no como barra, sí por nuestra ideología. En la barra de mi colonia somos 90 y en la Resistencia, 30. Uno de los nuestros murió en el derby pasado. La Policía nos provoca y hostiga, nos lanzan bombas lacrimógenas. Incluso en mi barrio andan en carros sin placas, disparando".

"Estábamos todos en el desalojo policial de la embajada de Brasil" continúa Eduard; "llegaron tirando miles de bombas, realmente nos intimidaron con sus armas, nos apuntaban con ellas...". Tiene muy claro hasta dónde está dispuesto a llegar por la Resistencia: "Hasta donde decida Dios, y si Dios propone que nuestra vida se entregue, se hará".