Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Otro estado judío, por favor

Los colonos que viven en Cisjordania hayan lanzado la idea de crear un nuevo Estado en los territorios ocupados, con su propia bandera y su propio himno nacional.

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·07/12/2007 - 22:15h

El Estado de Israel podría ser insuficiente para albergar a los 13 millones de judíos que hay todo el mundo, de ahí que esta semana un grupo de rabinos y líderes de los colonos que viven en Cisjordania hayan lanzado la idea de crear un nuevo Estado en los territorios ocupados, con su propia bandera y su propio himno nacional.

Cualquiera que lo desee ya puede presentar sus propuestas para la bandera y el himno. Los ganadores del concurso obtendrán un premio de varios miles de shekels (un euro son casi seis shekels) y podrán entrar en los anales del pueblo judío.

La iniciativa se lanzó ayer por la tarde por medio de unas hojas que se distribuyeron en todas las sinagogas de los territorios ocupados y en sinagogas del interior de Israel afines a los movimientos radicales de los colonos.

Se trata de la primera respuesta de los colonos a la conferencia de Annapolis, donde según algunos dirigentes radicales, el primer ministro Ehud Olmert ha vendido el Gran Israel y ha dado luz verde a Estados Unidos para que desmantele las colonias judías de Cisjordania.

"¿Vamos a permanecer quietos, como corderos que van al matadero, mientras este malvado gobierno destruye la vida de decenas de miles de familias israelíes como ya hicieron con nuestros hermanos de Gaza? ¿Vamos a rendirnos al ‘eje del mal' de Jerusalén y ayudarle a convertir 120.000 judíos en refugiados en su propia tierra?", pregunta el rabino Shalom Dov Wolpe en uno de los artículos distribuidos en las sinagogas.

"La respuesta es sencilla", responde el mismo rabino. "Primero hemos de internalizar las lecciones de la cruel expulsión de Gaza y no vivir de ilusiones. Depende de nosotros escoger entre que nos conduzcan al matadero -que Dios no lo permita- o defender nuestras vidas frente a las intenciones del gobierno".

Para combatir a la conferencia de Annapolis, un grupo de rabinos ha dirigido una carta abierta al presidente Bush en la que se le advierte que si las resoluciones de la conferencia siguen adelante, se provocará "la ira del Todopoderoso".

Recuerdan que el desastre del Katrina no fue un hecho aislado y espontáneo sino que se produjo por voluntad de Dios en respuesta a la evacuación forzosa de los colonos que vivían en Gaza, y advierte que algo más horrible sucederá si ahora se intenta arrancar a los colonos de Cisjordania.

"No cabe duda de que la única solución que tenemos es declarar inmediatamente el establecimiento de un Estado judío autónomo en Judea y Samaria (los nombres bíblicos de Cisjordania). Ha llegado el momento de considerar seriamente la creación de un cuerpo legal que una los asentamientos judíos de Judea y Samaria para crear un estado", continúa el rabino Shalom Dov Wolpe.

De lo que tampoco cabe duda es de que los colonos de Cisjordania no permanecerán con los brazos cruzados ante un hipotético desmantelamiento de sus colonias, si es que esto llega a suceder, como ocurrió con sus correligionarios de la franja de Gaza