Viernes, 7 de Diciembre de 2007

El PSOE vende las ventajas de la diplomacia

Acusa al PP de actuar igual en política exterior y terrorismo

G. L. A. ·07/12/2007 - 21:52h

"La peor gestión de la historia de la democracia". Así califica la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, la política exterior que desplegaron los gobiernos de José María Aznar.

El PSOE ha elaborado un PPmundi para subrayar los -a su juicio- errores de esa política exterior como parte de un argumentario distribuido entre sus federaciones y candidatos para la campaña electoral.

En este documento, se subraya: "Aznar rompió todos los lazos trabados con nuestros socios y vecinos por los distintos gobiernos españoles y situó a España fuera de la senda de la diplomacia constructiva. Y, así, perjudicó nuestros intereses y traicionó los valores dominantes en nuestra sociedad: la defensa de la paz, de la igualdad, de la justicia, de la equidad y de los derechos humanos".

Los socialistas acusan al PP de hacer primar su ideología frente a los intereses del país. Contraponen a esta actitud la siguiente afirmación: "Nuestro Gobierno pone por delante los intereses de la ciudadanía española, como se ha demostrado con la gestión de la crisis diplomática en Venezuela o con el Chad. Y como se demuestra también en las excelentes relaciones diplomáticas, comerciales, económicas, culturales... que mantenemos con un gran número de países, entre ellos, los Estados Unidos".

Insiste en esta línea argumental al afirmar que "el PP cree en la imposición de un modelo ideológico neoconservador tanto dentro como fuera de España". Por el contrario, los socialistas -dice- "defendemos una España más fuerte en un mundo más justo y creemos en una globalización con rostro humano".

pp mundi

Aznar, el 'antiembajador'

Además, censura el comportamiento del ex presidente José María Aznar: "Desde que el PP está en la oposición, no hay día en el que sus dirigentes no ataquen duramente la política exterior. Aznar viaja por el mundo como el antiembajador de España, alertando sobre supuestos abismos ante los que se encontraría nuestro país, desanimando a los potenciales inversores extranjeros que, todavía, le escuchen. En definitiva, desacreditando a España en el mundo".

Añade el argumentario: "Cuando hemos tenido dificultades o diferencias con algún gobierno, el PP siempre se coloca del lado que más pueda perjudicar a Zapatero, aunque ello vaya en detrimento de los intereses de nuestro país". Y concluye: "En la política exterior, como en la política antiterrorista, ambas políticas de Estado por excelencia, el PP ha optado por confrontar aun a riesgo de hacer peligrar nuestra seguridad interna y externa".

Los intereses de España 

El PSOE se reafirma en su apuesta por una diplomacia de "diálogo" frente a la de "imposición". Como ejemplo, reseña la política respecto a Cuba, "donde el Gobierno se ha mostrado partidario de favorecer un proceso de transición, el respeto a los derechos humanos y de las libertades", que "se ha materializado en la intensificación del diálogo crítico con las autoridades cubanas y todos los sectores de la sociedad".

Destaca que así "defendemos también los numerosos intereses del empresariado español en la isla". Añade que este modelo también ha funcionado con Marruecos, donde gracias al mejor clima "la presencia de empresas españolas ha aumentado hasta alcanzar hoy en día más de 500".