Viernes, 7 de Diciembre de 2007

«No se sabrán las causas de los contagios de hepatitis C»

La consellera de Salut de Catalunya aduce que se trata de “multicasualidad”

PÚBLICO.ES ·07/12/2007 - 21:11h

"Creo que no sabremos cómo sucedió". Marina Geli, consellera de Salut de la Generalitat de Catalunya, dijo ayer en Girona que difícilmente se llegarán a conocer las causas de los contagios de tres niños de hepatitis C en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona. "Es una cosa que puede suceder y que no debería suceder", explicó Geli, quien adujo que el contagio "forma parte de la multicasualidad de una cuestión donde es muy complicado ver a la persona y el momento en que sucedió".

Tres niños de entre 3 y 12 años contrajeron el virus de la hepatitis C en la unidad de hemodiálisis. El centro citó a otros 18 niños que fueron atendidos en la misma sala y en el mismo periodo para confirmar que no estaban contagiados. De ellos, 14 ya habían pasado una revisión en la que se comprobó que no contrajeron el virus. Los últimos cuatro se sometieron ayer al control aunque los resultados no estarán hasta el lunes.

Primer caso, en marzo

Geli explicó, en una entrevista en Catalunya Ràdio, que "lo que no se ha encontrado es a la persona o la causa que ha producido el contagio". El hospital en cuestión realiza una media anual de 15 trasplantes de hígado a niños. Y los menores con enfermedades nefrológicas muy graves se someten a pruebas de anticuerpos cada seis meses. Además, cada mes se les hacen analíticas completas.

La primera infección, que se detectó el pasado mes de marzo en un niño trasplantado, fue intrahospitalaria, según admitió la consellera. Geli hizo hincapié en que siempre existe la posibilidad de contagio y en que los familiares del niño estaban al corriente del riesgo.

Geli insistió en que "es difícil saber en qué cadena de la hemodiálisis se produjo la infección". De hecho, aseguró que los métodos que se siguen en el hospital son muy rigurosos: "Siempre se utilizan unidosis y en los tratamientos cada niño tiene sus microgoteros, que no se comparten. También descartó que se trate de un problema de falta de personal: dos enfermeras atienden cinco máquinas de diálisis, que no siempre funcionan al mismo tiempo. "Desde marzo estamos revisando el problema con los jefes de servicio, enfermeras y auxiliares, gente extraordinariamente experta", observó Geli.

Asunción de responsabilidad

Desde la oposición, CiU y PPC miran el caso desde otro punto de vista. Ambos partidos pidieron ayer a la consellera que abra una investigación sobre el contagio. Francesc Sancho, de CiU, anunció que su grupo realizará una interpelación a Geli en el próximo pleno del Parlament "por su falta de reacción en problemas de primer orden en la salud catalana".

El diputado convergente considera que el caso "está relacionado con la falta de personal, con la gestión y con los cambios de personal" y pidió que no se pretenda trasladar las culpas del problema a los trabajadores: "Lo que hay son carencias que hacen que las condiciones de trabajo sean difíciles", dijo. La diputada Belén Pajares, del PP, exigió un informe detallado sobre los protocolos que se siguen en los centros públicos para evitar más contagios.

La Defensora del Paciente, Carmen Flores, pidió a la Fiscalía una "investigación rigurosa" para "depurar responsabilidades". Flores calificó de "lamentable" la situación, al igual que la respuesta del centro por no querer promover una investigación que aclare cómo se han producido los hechos "aduciendo que el riesgo es cero".

Noticias Relacionadas