Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Buen momento para comprar piso

El tiempo de venta de una vivienda ha subido hasta los cuatro o seis meses. Los expertos recomiendan hacer ofertas competitivas y no dejar pasar la oportunidad.

PÚBLICO.ES / EFE ·07/12/2007 - 20:42h

El tiempo de venta de las viviendas ha subido. Las agencias de intermediación cifran entre 4 y 6 meses el tiempo que tarda en venderse una casa actualmente. Lo que es una mala noticia para unos, para otros, lejos de suponer un problema, representa una oportunidad. Los compradores, pueden presentar ofertas y adquirir el inmueble con mejores condiciones.

Los expertos consultados por Efe consideraron que es un hecho que la oferta de inmuebles a la venta ha aumentado, lo que algunos han calificado como "embalsamiento", debido a que se ha creado un clima que fomenta esperar una bajada de los precios.

En este escenario, las agencias aconsejan a los vendedores rebajar sus pretensiones y animan a los futuros compradores a reaccionar, en vez de esperar, y presentar ofertas competitivas por los inmuebles que pueden adquirir con un descuento considerable.

Aumento de 94 días 

La agencia Tecnocasa cuantificó en 112 días (cerca de 4 meses) el tiempo medio transcurrido desde la salida al mercado y la venta de una vivienda durante el primer semestre de 2007, un aumento respecto a los 94 días del mismo periodo del año anterior, debido a que ha disminuido la presión de la demanda.

Por ello, fuentes de la empresa afirmaron que el actual es un buen momento para adquirir una vivienda, por lo que "no sería prudente dejar pasar mucho tiempo", y incitaron a compradores y vendedores a "dejarse asesorar".

Por su parte, Idealista.com sitúa en seis meses el tiempo de permanencia de las viviendas a la venta, especialmente en Cataluña y Madrid, según explicó el socio fundador del portal inmobiliario, Francisco Encinar.

Achacó la tardanza en la venta a la percepción de la sociedad de que los precios de los pisos van a estabilizarse o a bajar y al endurecimiento de los requisitos bancarios para conceder préstamos.

Estas condiciones, según Encinar, dificultan el proceso de venta a los vendedores, que tardan más tiempo en deshacerse de sus pisos, por lo que muchos ya prefieren ajustar el precio y aceptar una oferta.

"Un momento magnífico para ofertar" 

Así, Encinar considera que "estamos en un momento magnífico para ofertar, más que para esperar", porque "merece la pena presentar propuestas a los vendedores ya que su actitud ha cambiado y ahora se muestran abiertos a negociar".

La agencia Don Piso cifra 120 días el plazo medio que se tarda en vender un inmueble, si bien precisa que sólo cuantifica aquellos que finalmente terminan vendiéndose, excluyendo los que se quedan indefinidamente en cartera.

El subdirector de Don Piso, Emiliano Bermúdez, lejos de la subida del precio de los pisos del 5,3 por ciento anunciado por el Gobierno, considera que hay ajustes e, incluso, bajadas en los precios de salida al mercado.

A su juicio, antes los inmuebles salían a la venta sobrevalorados por lo que se producían bajadas respecto al cierre de la operación de compraventa, mientras que ahora están en su justo precio, lo que significa que se adecúan más a la realidad.

Bermúdez considera que "el precio de cierre, que es el que importa, no está experimentando una bajada respecto a los precios de venta de los contratos de años anteriores".

No obstante, el presidente de la Red de Expertos Inmobiliarios, Eduardo Molet, apunta que los pisos duran 129 días a la venta y que el precio fijado en el contrato de compraventa ha disminuido hasta un 8,5 por ciento respecto al de salida al mercado, descenso que considera "todavía insuficiente".

Molet opina que no se cumplirán las previsiones de las agencias inmobiliarias de cerrar el ejercicio con un aumento de las ventas de un 30 por ciento ya que desde abril a octubre se ha dado el mayor parón de ventas de inmuebles de la historia del sector.

Aún así, "lo peor ya ha pasado", asegura Molet, quien afirma que se ha iniciado una pequeña remontada en el mes de noviembre, que continuará durante el año que viene hasta normalizarse en 2009.

En cuanto a si el sector inmobiliario continua siendo un negocio rentable, el socio fundador de Idealista.com cree que el producto residencial todavía es válido para aquel que lo adquiere por necesidad, pero no para que quien lo ve como inversión.
Para éstos últimos, añade, existen otros productos muy interesantes como el sector terciario (naves industriales, garajes, locales y oficinas) con un claro recorrido alcista.

Noticias Relacionadas