Viernes, 7 de Diciembre de 2007

La NASA halla los dos puntos con más sol

El estudio tiene interés económico desde el punto de vista energético

DANIEL MEDIAVILLA ·07/12/2007 - 20:33h

El desierto del Sáhara alberga uno de los lugares más luminosos de la Tierra. JUPITER

La NASA ha localizado los dos sitios más soleados del planeta. El primero se encuentra en el Pacífico, al sur de Hawai y al este de las islas de Kiribati, y el segundo, en el desierto del Sáhara, en Níger, según informa Reuters. La razón de esta luminosidad excepcional la explica el científico del Centro Langley de Investigación de la NASA Paul Stackhouse: “Por algún motivo hay menos nubes allí que en otros sitios”, apuntó.

Más allá de la anécdota, esta información, obtenida a partir de observaciones tomadas por satélites europeos y estadounidenses durante 22 años, puede tener un importante valor económico. La zona del pacífico ha recibido durante ese tiempo una media de 6,92 kilowatios hora por metro cuadrado, la del Sáhara, 6,78. Esta energía es, aproximadamente, la misma que se suele utilizar para calentar agua en una casa.

Este tipo de observaciones son las que se quieren aprovechar con la creación de un Sistema de Sistemas de Observación Global de la Tierra (GEOSS, por sus siglas en inglés). La iniciativa se puso en marcha en 2005 y tiene como objetivo integrar distintos puntos del conocimiento que van desde el cambio climático a la agricultura o la salud. El pasado 30 de noviembre representantes de 100 países se reunieron en Ciudad del Cabo (Suráfrica) para revisar el proyecto.

Centrales solares

El GEOSS combinará, por ejemplo, los datos sobre niveles de agua de distintos puntos del planeta, obtenidos con altímetros de radar colocados en satélites, con la información recogida por detectores situados en tierra. Así, explican los responsables del proyecto, se podrán observar cambios a largo plazo y transferencias en los sistemas globales de aguas.

En el caso de la energía solar, los mapas de satélite ayudarán a elegir los mejores lugares en los que colocar centrales de energía solar. De momento, este tipo de información ya ha servido para colocar paneles solares en Marruecos. Además, la información disponible gracias a mapas de irradiación solar puede emplearse para lograr financiación de entidades bancarias en proyectos que van a obtener su energía del Sol.

Otra de las utilidades de la monitorización del impacto del Sol sobre la superficie del planeta tiene que ver con las radiaciones ultravioleta. En Italia, la compañía Flyby controla los niveles de esta radiación y cuando alcanza niveles críticos, envía alertas deSMS para avisar a la gente de que se proteja.

La información recogida por los satélites también puede servir para situar parques eólicos en el mar, en los lugares óptimos; la dirección yla altura de las olas puede
servir para calcular la velocidad del viento.

La agricultura también puede verse beneficiada por la aplicación y la mejora de las observaciones vía satélite. Conocer la cantidad de sol que recibe una determinada área de terreno ayudaría a escoger los cultivos más adecuados o a calcular la necesidad de fertilizantes.

 

Climas extremos

Además de tener uno de los dos lugares más soleados del planeta, en África se ha registrado la temperatura más elevada de la historia. Fue en Al-Aziziyah, Libia, en 1922. El termómetro marcó 57,7ºC a la sombra. En el extremo opuesto, el clima tampoco rompió el tópico. La temperatura más fría jamás registrada se midió en 1983 en Vostock, Antártida. Aquel día  se bajó a -89ºC.