Viernes, 7 de Diciembre de 2007

De la ruta de la seda al camino del jamón

Una compañía de Guijuelo envía jamones a Shangai

DAVID ANGLÉS ·07/12/2007 - 18:41h

Un lote de jamones saldrá mañana desde España con rumbo a la ciudad china de Shangai. Todavía no se podrán vender libremente, pero se trata de un paso más en el camino de la internacionalización definitiva de uno de los productos estrella de la gastronomía española. Beher, una compañía que fabrica jamón ibérico en Guijuelo (Salamanca), enviará una muestra de sus productos para que los importadores chinos puedan conocerlos y degustarlos.

Desde que los Príncipes firmaron un acuerdo en Pekín el mes pasado para permitir la entrada del jamón ibérico en China, Beher ha recibido ya a una delegación del país asiático. "Nos habían visitado en varias ocasiones y ahora estamos trabajando en los últimos detalles para poder exportar hacia China", afirma Roberto Yebra, responsable de expansión internacional de Beher.

"Esperamos un crecimiento importante gracias al mercado chino", señala Bernardo Hernández, presidente de la compañía. Beher es una empresa familiar fundada en 1930. "Yo jubilé a mi padre y ahora mis hijos me jubilan a mí", comenta Hernández.

Además de China, el otro gran reto para Beher y el resto de las empresas del sector es la entrada en Estados Unidos. Una batalla larga, que parece que por fin se ha ganado. Embutidos Fermín, otra empresa de Salamanca, ha sido la primera en homologar un matadero y en enviar su producto al mercado estadounidense. Los demás están luchando para poder hacer lo mismo. Pero el proceso será largo. "Ha habido mucho proteccionismo, promovido por los grupos de presión que defienden el prosciutto, el jamón italiano", señala Hernández.

Presencia internacional 

Los jamones de Beher se venden bien en Italia y están presentes en casi todos los mercados europeos como Bélgica, Holanda, Francia, Reino Unido, Portugal y Alemania. También en varios países de Latinoamérica. Venden bien en Venezuela y han entrado en Colombia y Chile, aunque hay problemas para convencer a las autoridades mexicanas.

Pero donde más crecen las ventas es en Asia, con Japón y Corea a la cabeza. Hace ya tres años que venden en Japón. El año pasado facturaron allí 2,5 millones de euros, más que en toda Europa (sin contar España). El 80% de las ventas del grupo viene del sector de la hostelería. Se trata de un producto de alta calidad, de una exquisitez que se vende sólo en restaurantes y tiendas especializadas. "Nos dirigimos a establecimientos de elite, que busquen un muy buen producto y estén dispuestos a pagar por él", afirma Hernández.

Tienen cuatro fincas propias en Salamanca. Los cerdos se crían a partir de "madres ibéricas puras. Hay un gran trabajo de selección genética y una alimentación cuidada", explica Hernández. Beher sacrifica 30.000 cerdos al año, 25.000 de ellos criados en sus propias fincas. "Nuestros jamones siempre salen buenos. Puede que no sean los mejores, pero su calidad es estable. Por eso tenemos clientes que llevan 40 años comprando nuestro jamón", afirma Hernández.