Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Detenidos 275 conductores en los primeros 5 días de aplicación Código Penal

EFE ·07/12/2007 - 15:55h

EFE - El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo (c), y el presidente de Aspaym, Javier Sardón (d), conversan en junio pasado con un conductor durante un control de alcoholemia de la Guardia Civil con el que se pretende concienciar a los usuarios de los vehículos de no tomar alcohol mientras se conduce.

Un total de 275 conductores han sido detenidos y puestos a disposición judicial en los cinco primeros días de aplicación de la reforma del Código Penal en materia de Seguridad Vial, que considera delito circular superando los límites de velocidad o las tasas de alcohol y drogas.

Según los datos ofrecidos hoy por la Dirección General de Tráfico, 267 de esos conductores han sido detenidos por superar la tasa de alcohol permitida: 0,60 miligramos por litro de aire espirado o 1,2 gramos por litro de sangre.

Los otros ocho conductores han sido arrestados por superar en más de 60 kilómetros por hora los límites de velocidad en vía urbana o en más de 80 kilómetros por hora en carretera.

El día con más detenidos fue el pasado domingo, cuando entró en vigor la ley, con 132 arrestados (131 por alcohol y 1 por exceso de velocidad).

El lunes 3 hubo 22 detenidos (20 y 2); el martes 4 dieciocho (17 y 1); el miércoles 5 veintiocho (todos por alcohol) y ayer jueves 75 (71 y 4).

Los conductores detenidos por exceso de velocidad o por superar las tasas de alcohol pueden ser condenados a penas de tres a seis meses de prisión o de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, además de perder el permiso de conducir por un periodo de entre uno y cuatro años.

Además, quienes se nieguen a someterse a la prueba de alcoholemia pueden ser condenados a entre seis meses y un año de cárcel y a la privación del permiso por entre uno y cuatro años.