Archivo de Público
Domingo, 27 de Septiembre de 2009

El comité de Ford muestra su división

Centenares de obreros marchan contra los despidos que propone la empresa

BELÉN TOLEDO ·27/09/2009 - 08:00h

IÑAKI GARCIA - En UGT prefieren agotar la vía del diálogo.

El lema de la manifestación era: "Ni un solo despido en Ford", pero la proclama que se coreó con más rabia fue: "Dónde están, no se ven, los traidores de UGT".

Sucedió ayer en la marcha convocada en Valencia por los sindicatos minoritarios de la planta de fabricación de coches de Ford en Almussafes, una fábrica de la que dependen más de 7.000 empleos directos.

A la protesta acudieron centenares de trabajadores: 3.000 según la organización y 600 según la Policía Nacional. La cita sirvió para hacer patente la oposición de los obreros al ERE de 600 despidos que propone la empresa, que los sindicatos convocantes consideran injustificado. Pero, sobre todo, dejó patente la herida abierta que mantiene dividido al comité de empresa.

El desencuentro entre los sindicatos viene de lejos, pero es ahora, con cuatro ERE de regulación de jornada aprobados en el último año y en plena negociación de los despidos propuestos por Ford, cuando más patente y dolorosa se hace la falta de unión exhibida por los delegados sindicales.

A un lado está el sindicato mayoritario, UGT, con un 57% de representación en el comité de empresa. Otras tres formaciones, CCOO, CGT y STM, se reparten el 43% restante. Estos tres sindicatos acusan a UGT de "deber favores" a la empresa y de pagarlos en forma de tibieza a la hora de enfrentarse a la patronal.

La "hipoteca de UGT"

Francisco González, de STM, resumió en su discurso final ante los manifestantes el sentir general de la marcha: "Es una vergüenza que el sindicato mayoritario siga el juego a la empresa. No vamos a permitir que compañeros que llevan 30 años trabajando paguen la hipoteca de UGT con Ford".

Gonzalo Pino, representante de UGT negó las acusaciones y las achacó a una "obsesión" de los sindicatos minoritarios respecto a su formación. Explicó que UGT no acudió a la protesta porque hay que "agotar la vía del diálogo", de forma que los despidos se reduzcan al mínimo y con las mejores condiciones. Animó a sus compañeros de comité a "denunciar ante los tribunales cualquier actuación que perjudique a los trabajadores".

La dirección de Ford se negó a hacer comentario alguno sobre la protesta. Horas antes, a través de un comunicado, dio la primera señal de flexibilidad en la negociación del ERE con los sindicatos al aceptar la posibilidad de que las bajas sean voluntarias. La próxima semana habrá una nueva reunión con el comité.