Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Representantes sindicales llaman a secundar un paro para responder al "atropello político" del macrojuicio

EFE ·07/12/2007 - 14:44h

EFE - Paul Nicholson, (EHNE), Iñigo Elkoro, imputado en el proceso 18/98 contra el entorno de ETA, Xabier Barber (ESK) y Rafa Díaz (LAB) (i a d), durante la conferencia de prensa ofrecida hoy en Bilbao.

Representantes de los sindicatos LAB, ESK, HIRU y EHNE y del colectivo de imputados en el macrosumario 18/98 contra el entorno de ETA han efectuado hoy un llamamiento a la sociedad vasca a secundar un paro de un hora el próximo día 13 en respuesta a lo que consideran un "atropello judicial y político".

En rueda de prensa en Bilbao, Iñigo Elkoro, en representación de los imputados en dicha causa, y miembros de dichos sindicatos, entre ellos el secretario general de LAB, Rafa Díez, han animado a la ciudadanía a secundar la convocatoria de paro efectuada por los encausados a partir del mediodía del próximo jueves y han vuelto a denunciar un "impulso político" en la actuación judicial.

En opinión del dirigente de LAB, sin ese "impulso político claro" no se explican actuaciones como la sentencia condenatoria en este caso, la detención de miembros de la Mesa Nacional de Batasuna o "las redadas masivas contra jóvenes" vascos.

Para Díez, el Partido Socialista "sigue haciendo una apuesta por las vías represivas, que sólo genera más tensión, más confrontación y más sufrimiento en este país".

A su juicio, "la oferta" que el Partido Socialista plantea a la sociedad vasca "en esta carrera electoral" se resume en decir "no" a soluciones políticas y al respeto "de Euskal Herria" y de los derechos civiles y políticos de los vascos y "sí" al seguimiento de "terapias que han sido utilizadas de la mano del PP".

Para el líder LAB, se pretende "castigar y criminalizar las ideas y la militancia" en determinadas actividades políticas y sociales y condicionar al sector de la sociedad vasca "que más puede aportar a planteamientos de cambio político en este país en una encrucijada histórica como la que vivimos".

Díez ha considerado que la sociedad vasca "tiene que responder a este tipo de atropellos" y articular su compromiso "para generar el cambio político que permita acercarnos a un marco democrático" que posibilite "superar el conflicto que existe".

En opinión de Díez, el paro del día 13 debe servir a los trabajadores para expresar su "no rotundo a la represión, a estas sentencias, a la estrategia de detenciones, de ilegalizaciones" y de "vulneración de derechos civiles y políticos".

También los representantes de los sindicatos ESK, HIRU -de transportistas- y EHNE -que opera en el sector primario vasco- han calificado de "político" el juicio contra organizaciones del entorno de ETA y han pedido la libertad para los imputados.

En opinión de Iñigo Elkoro, portavoz de los imputados, se trata de una actuación que va en contra de toda de "Euskal Herria".

Para Paul Nicholson (EHNE), se "encarcela a activistas políticos y sociales de Euskal Herria", y para Xabier Berber (ESK), el macrosumario ha supuesto "un esperpento jurídico" y "un ataque directo a los colectivos que trabajan por una Euslkal Herria mejor".