Viernes, 7 de Diciembre de 2007

José María Granados, puro pop "En Madrid"

EFE ·07/12/2007 - 13:36h

EFE - José María Granados, líder de Mamá , durante el ensayo de un concierto en octubre de 2006.

Siempre será recordado como el líder de Mamá, pero José María Granados ha desarrollado una fructífera carrera en solitario a la que acaba de añadir un nuevo álbum, "En Madrid", el "más directo" -según su autor- de los cuatro que ha publicado hasta la fecha.

Granados (Ronda, 1957) se ha rodeado de una banda de tres músicos, Kike Fuentes (guitarra), Santi Fernández (batería) y el productor del disco, Eduardo Font (bajo, voces y guitarra), con los que ha grabado en sesiones en directo los doce temas del disco.

Publicado por Rock Indiana y Nada Más, "En Madrid" mantiene la frescura de los anteriores trabajos de Granados, quien ha dado con una fórmula infalible para componer canciones de estribillos redondos que son puro pop.

Explica en una conversación con EFE que trabaja con la libertad creativa que le permite una pequeña compañía y que se ha divertido componiendo las canciones del álbum, aunque confiesa haber asumido ciertos "riesgos" con temas como "Buenos y malos", en el que alude al espinoso asunto de la memoria histórica.

"Lo que se cuenta está muy mediatizado", asegura Granados, quien aplica está opinión también a las versiones que circulan ahora sobre la época de la famosa Movida, que él vivió al frente de Mamá, un grupo al que no descarta recuperar próximamente para editar nuevas canciones.

"Buenos y malos" es el tema más fuerte de un disco que, en general, Granados reconoce "más guitarrero" que los tres anteriores que publicó desde 2002 ("Aquí no es", "Suena así" y "Ciencia ficción"), y que engancha desde su arranque, "Colgado de una nube".

"Soy un sagitario apuntando al cielo de Madrid", canta Granados en el tema que da título al álbum y que contiene otra referencia al debate político de los últimos años: "Aquí nadie se siente una nación", dice el músico de su ciudad de adopción.

En sus canciones prefiere narrar que expresar sensaciones y va llenando el disco de pequeñas historias como la de "Veintinueve escalones", cuyo título alude a la distancia que separa las casas en las que viven un hombre y una mujer tras la ruptura de su relación.

La vitalidad del disco se desborda en "Paseos", donde Granados es capaz de terminar con un sonoro "¡yupi¡" el estribillo de la canción.

En "Madrid" puede adquirirse también en Internet, a través de la web de Rock Indiana (www.rockindiana.biz), que ofrece el catálogo de decenas de grupos e intérpretes al precio de cinco euros la mayoría de los álbumes.

Un ejemplo de que la Red se ha convertido en un aliado de las discográficas independientes para afrontar los problemas de distribución de un mercado en el que, como destaca Granados, "cada vez se vende menos", y que obliga a los músicos a actuar para obtener ingresos.

Las canciones de "En Madrid" han comenzado a sonar en los conciertos que Granados ha ofrecido en pequeños locales, junto a clásicos de la época de Mamá que se han hecho imprescindibles en sus actuaciones.