Viernes, 7 de Diciembre de 2007

El Milán emplea expertos en cambio horario para ganar el Mundialito

EFE ·07/12/2007 - 13:48h

EFE - El entrenador del AC Milan, Carlo Ancelotti, habla en rueda de prensa en Yokohama, al oeste de Tokio, el viernes 7 de diciembre. 2007. El AC Milan se encuentra en Japón para participar en el Mundial de Clubes de Fútbol.

El AC Milán vino a Japón mentalizado para ser el primer equipo europeo en ganar el Mundial de Clubes, para lo que se trajo dos expertos en cambio horario, comida italiana y uno de los cocineros favoritos de Berlusconi.

El diario deportivo nipón Sanspo informó de que el club milanés, que llegó con una delegación formada por 70 personas, cuenta con una pareja de especialistas universitarios, un profesor y un médico, para ayudar a los jugadores a combatir los efectos derivados de la diferencia de horas con Europa.

En anteriores ediciones las dificultades de aclimatación de los conjuntos del Viejo Continente fueron una de las razones esgrimidas por los europeos para explicar el bajo rendimiento de los futbolistas sobre el terreno de juego.

El diario Sanspo recordó que en la edición 2006 el Barcelona aterrizó en Japón solo tres días antes de su primer partido frente al América mexicano al que derrotó con facilidad, aunque cayó derrotado en la final por 1-0 frente al Internacional de Porto Alegre brasileño.

Para prevenir posibles efectos secundarios del largo traslado, el Milán se presentó en Tokio una semana antes de su primer choque y tres horas después de tocar suelo nipón los jugadores del club italiano realizaron una sesión intensa de entrenamiento físico, aconsejados por los expertos en cambio horario.

Otro diario, el Nikkan Sports reseñó que los jugadores del Milán se irán habituando al horario nipón paulatinamente y corregirán el horario de sueño simulando oscuridad durante la mañana y tras el anochecer utilizarán iluminación artificial para alargar la sensación de horas de luz.

El menú de los últimos vencedores de la Liga de Campeones estará exento de comida japonesa y consistirá en productos italianos como pasta fresca o café expreso, traídos específicamente desde Italia y preparados por un chef del gusto de Silvio Berlusconi, presidente de la entidad.

El astro brasileño Kaká, flamante vencedor del Balón de Oro y auténtica sensación entre los aficionados nipones, especialmente entre las japonesas, aseguró que "después de entrenar si comemos bien y dormimos bien, estaremos bien", según Sanspo.

En 2003, última participación del Milán en la Copa Intercontinental, antecesora del Mundial de Clubes, el cuadro rossonero llegó a Japón cuatro días antes de su partido ante Boca Juniors, que finalmente superó en los penaltis a los italianos.

"Es muy duro acordarnos de aquello y ahora lo que tenemos que hacer es ganar el título, por eso vamos a intentarlo con sensaciones renovadas", aseguró hoy en rueda de prensa el carismático defensa milanista Paolo Maldini, en declaraciones recogidas por el periódico Nikkei.

Maldini desmintió los rumores que anunciaban su abandono del fútbol ya que "aún tengo contrato hasta junio del año que viene", informó Nikkan Sports.

El técnico italiano, Carlo Ancelotti, afirmó que aunque respetan a los rivales vinieron a Japón dispuestos a dar lo máximo y destacó la dificultad que podría suponer un cruce en semifinales con el equipo anfitrión.

"El Urawa por ser local juega con ventaja ya que no sufre el cambio horario y cuenta en sus filas con jugadores brasileños y un entrenador alemán", dijo Acelotti.

El Urawa Reds obtuvo su plaza en el Mundial de Clubes tras adjudicarse la última Copa de Asia frente al Sepahan iraní, aunque participa en el torneo en la plaza habilitada este año para un club del país organizador, por lo que el Sepahan accedió al campeonato como representante asiático.