Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Sharif recurre el rechazo de su candidatura para las elecciones legislativas

EFE ·07/12/2007 - 12:36h

EFE - El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif (i), líder de la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N), durante un discurso en Muzaffarabad, la capital de la Cachemira paquistaní, el pasado miércoles.

El líder opositor y ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif ha recurrido la decisión de la Comisión Electoral de rechazar su candidatura para las próximas elecciones legislativas, previstas para enero de 2008.

En la petición, según informa el canal televisivo Geo Tv, tanto Sharif como su hermano, Shehbaz, argumentan que "no existe justificación para ese rechazo", por lo que piden que la decisión sea reconsiderada.

Hace apenas tres días, Sharif había dicho en una conferencia ante representantes de la abogacía que no presentaría recurso contra el rechazo, al considerar que los jueces que debían decidir sobre ello eran "leales a un individuo, no a la Constitución".

La candidatura de Sharif, líder de la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N) fue rechazada el día 3 de septiembre porque, según recordó el responsable de la Comisión Electoral Raja Qamaruz Zaman, sobre él pesa una condena judicial.

Sharif fue condenado en 2000 a cadena perpetua por haber ordenado en octubre de 1999, cuando era primer ministro, el secuestro del avión en el que el viajaba el entonces jefe del Estado Mayor y hoy presidente, Pervez Musharraf, que regresaba de una visita oficial a Sri Lanka.

Musharraf logró que el avión aterrizara y dio un golpe de estado incruento contra Sharif, que al año siguiente alcanzó un acuerdo con el presidente que le permitió librarse de la condena y que supuso su marcha al exilio.

Tras su retorno al país el pasado 25 de noviembre, Sharif intenta ahora alcanzar un amplio acuerdo de oposición para exigir que las elecciones del próximo 8 de enero tengan lugar en un marco de libertad y sean justas.

Pakistán se encuentra en estado de excepción desde el pasado 3 de noviembre por decisión del presidente, Pervez Musharraf, que alegó el deterioro de la ley y el orden y la injerencia de la justicia en la tarea gubernamental.