Viernes, 7 de Diciembre de 2007

Los gimnastas chinos firman un contrato que les impide lesionarse y doparse

EFE ·07/12/2007 - 11:19h

EFE - La gimnasta coreana Hong Sujong, en acción durante el ejercicio de salto en el Torneo Invitacional Internacional de Gimnasia Artística 2007 que se celebró en Pekín, China el 1 de diciembre de 2007. El torneo es parte de la seie de eventos "Buena Suerte Pekín" que se están celebrando en la capital china para probar las sedes olímpicas antes de los Juegos Olímpicos Pekín 2008.

Los gimnastas chinos y sus entrenadores firmarán un contrato con las autoridades deportivas del país en el que se comprometen a no lesionarse ni doparse, para que China pueda contar con los mejores y mantener intactas sus opciones de conseguir el oro durante los JJOO de Pekín.

"En los próximos días todos los entrenadores nacionales firmarán contratos con la Administración de Gimnasia para prevenir lesiones serias antes de los Juegos. También todos los gimnastas firmarán para prevenir cualquier ofensa relacionada con el dopaje", dijo Zhang Peiwen, cabeza del equipo de gimnasia al diario "China Daily".

A China le preocupa el nuevo sistema de puntuación introducido por la Federación Internacional de Gimnasia, que lleva a los atletas a buscar el más difícil todavía, con lo que aumenta considerablemente el riesgo de lesiones en una disciplina deportiva ya de por sí peligrosa.

Teme China que justo ahora, cuando ha conseguido el mejor equipo de gimnasia de su historia (consiguió trece oros en los últimos dos mundiales), las lesiones producto de correr riesgos innecesarios puedan dar al traste con un esfuerzo de tantos años.

La lesión que sufrió el pasado marzo Li Xiaopeng, el mejor gimnasta chino (catorce veces campeón olímpico y mundial), le ha obligado a estar apartado del deporte todo el año y existen dudas de si llegará en condiciones óptimas a la cita olímpica, lo que ha encendido las alarmas de las autoridades deportivas.

Aunque en la cantera china no faltan jóvenes talentos, se prefiere un problema a la hora de elegir por exceso que por defecto.