Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Sarkozy se mete de lleno en el tema de los secuestrados en Colombia

EFE ·05/12/2007 - 21:45h

EFE - El psiquiatra español Enrique Rojas declaró que los guerrilleros de las FARC tratan a Ingrid Betancourt como una especie de conejo de laboratorio y dijo que algo así no ocurrió ni en los campos de concentración de los nazis.

El pedido "solemne" del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, a las FARC para que liberen a Ingrid Betancourt y las posibles gestiones de la comunidad internacional para un acuerdo humanitario en Colombia dieron hoy un impulso a los esfuerzos para terminar el drama de los cautivos por esa guerrilla.

Sarkozy propuso al líder histórico de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda Vélez", que libere a la ex candidata presidencial colombiana antes de Navidad a cambio de su implicación en la búsqueda de un acuerdo en el conflicto del país suramericano.

"Tengo un sueño: ver a Ingrid entre los suyos en Navidad", dijo el mandatario en un mensaje emitido por la televisión francesa, con el cual pareció abrir una nueva etapa en sus gestiones para la entrega de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sarkozy leyó además un segundo mensaje a través de Radio Francia Internacional (RFI), destinado a quienes están cautivos en las selvas colombianas, a quienes prometió que no los olvidará.

Estos mensajes se emitieron una semana después de que el Gobierno colombiano difundiera imágenes y cartas de 17 de los 45 secuestrados que las FARC pretenden canjear por unos 500 guerrilleros presos, entre los que figuran Betancourt, también de nacionalidad francesa, y tres estadounidenses.

Betancourt, cautiva desde 2002, aparece triste y demacrada en uno de los videos hallados la semana pasada por las autoridades colombianas en poder de tres presuntos milicianos de las FARC.

Esas imágenes y la desgarradora carta que la cautiva envió a su madre, llevaron a Sarkozy a apelar directamente al jefe guerrillero, a quien dijo que Betancourt, "una mujer al borde de la muerte", debe ser liberada "para que no pese sobre su conciencia el riesgo que supondría su desaparición".

"Señor Marulanda, usted puede hacer realidad mi sueño, salvar a esta mujer, mostrar al mundo que las FARC entienden los imperativos humanitarios. Señor Marulanda, usted tiene una gran responsabilidad y le pido que la asuma", concluyó la declaración.

En respuesta, los rebeldes agradecieron las gestiones de Sarkozy, pero acusaron al presidente colombiano, Álvaro Uribe, de ser "la traba" en un intercambio de secuestrados por guerrilleros, e insistieron en el retiro de tropas de una zona del suroeste del país para alcanzar un acuerdo humanitario.

"Buenas las intenciones del Gobierno francés. Loables y sanas. Pero intercambio es intercambio, estos son los suyos y estos son los míos", señalaron las FARC en un escrito divulgado en la agencia Anncol, en la que suelen difundir sus comunicados.

Por su parte, Uribe agradeció la disposición de su homólogo francés de ayudar a solucionar el problema de los secuestrados, pero reiteró que no ordenará el retiro de tropas de ninguna zona del territorio nacional.

"No podemos entregar una zona de despeje (libre de tropas). Nosotros no podemos permitir que salgan guerrilleros de la cárcel a reincorporarse al asesinato y al secuestro", manifestó durante una ceremonia de graduación de generales en Bogotá.

Agregó que las FARC "engañan al mundo" y que hay "incautos en Europa que se dejan engañar de estos bandidos".

Como parte de sus esfuerzos para conseguir la liberación de Betancourt y los otros cautivos, Sarkozy también apeló a su colega Néstor Kirchner, a quien le solicitó la colaboración del Gobierno de Argentina en este asunto, dijeron hoy fuentes oficiales a Efe.

El presidente galo le envió una carta a Kirchner, quien el próximo lunes traspasará el poder a su esposa, la presidenta electa, Cristina Fernández, en la que planteó que ahora "más que nunca" la comunidad internacional "debe movilizarse y actuar con urgencia para llegar a una solución humanitaria que conduzca a la liberación de los rehenes".

Según la misiva de Sarkozy, la difusión de las pruebas de vida de los rehenes "ha conmovido al mundo entero" y "ha engendrado una profunda inquietud, especialmente en Francia, por el grave y manifiesto deterioro del estado de salud de la señora Ingrid Betancourt, capturada el 23 de febrero de 2002".

El cambio de mando en Argentina será aprovechado por la senadora colombiana Piedad Córdoba y por el presidente venezolano, Hugo Chávez, cuya mediación fue cancelada por Uribe hace dos semanas, para contactar a "muchos presidentes" con el fin de recabar apoyo para el canje, iniciativa en la que además pretenden involucrar al juez español Baltasar Garzón.