Jueves, 6 de Diciembre de 2007

La misión Hinode revela los secretos más íntimos del Sol

La revista Science publica 10 estudios en los que se analizan los datos recogidos por la sonda

JAVIER YANES ·06/12/2007 - 22:50h

Algunas de las primeras observaciones astronómicas tuvieron como objeto el Sol. Y sin embargo, la estrella que ilumina la Tierra aún es una gran desconocida para sus habitantes. La misión Hinode (amanecer, en japonés), una colaboración de las agencias del espacio de Japón, EEUU y Europa más Reino Unido, tenía como propósito desvelar algunos de estos interrogantes desde un observatorio privilegiado en la órbita terrestre. Más de un año después de su lanzamiento, la revista Science publica una
serie de 10 estudios en los que se analizan los datos recogidos por la sonda.

Uno de los hallazgos más interesantes es el de las ondas Alfvén, formuladas hace 65 años por el físico sueco Hannes Alfvén y cuya aplicación al Sol fue propuesta poco después, pero no demostrada. Se trata de una corriente oscilante en un plasma dentro de un campo magnético, una situación aplicable a la superficie solar. Las ondas, detectadas por el Hinode, resuelven un enigma clásico del astro: por qué la temperatura de la superficie es sólo de 6.000 grados, mientras que la corona sube a un millón de grados. Al parecer, la explicación es la liberación de energía de las ondas en su travesía hacia el exterior.

Según los científicos, estas ondas explican también el impulso del viento solar, la radiación electromagnética que barre el sistema planetario y que es responsable de las tormentas solares que en ocasiones interfieren con las comunicaciones terrestres.