Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Llaman a Chávez «bravucón» por insistir en otro referéndum

PÚBLICO ·06/12/2007 - 22:23h
La oposición sigue frotándose las manos tras el rechazo popular a la reforma Constitucional de Hugo Chávez en el referéndum del pasado domingo y no pierde ocasión de meterle puyas al presidente ante cualquier reacción del derrotado mandatario. El último en opinar fue el líder opositor y gobernador del estado de Zulia, Manuel Rosales, quien calificó ayer de “bravuconada” de Hugo Chávez su intención de volver a someter a referéndum el proyecto de reforma constitucional.

“Es una bravuconada porque todavía está un poco aturdido con el resultado, que no se lo esperaba ni él ni sus compinches”, declaró Rosales a la cadena Unión Radio de Caracas.
Rosales, ex candidato presidencial derrotado por Chávez en diciembre de 2006, dijo que el “pueblo de Venezuela dejó claro que no quiere tener un presidente para toda la vida, no quiere una réplica de Fidel Castro en Venezuela”.

El proyecto para modificar 69 de los 350 artículos de la Constitución de 1999 –con el fin de la limitación de dos mandatos para el presidente– fue rechazado en referéndum en una relación de 51 a 49, con una abstención de 44,11%.

El presidente ha calificado de “pírrica” la victoria opositora y ha reiterado que la reforma, quizás “transformada o simplificada”, será sometida a un nuevo referéndum.

Sectores opositores advirtieron que el artículo 345 de la Carta Magna vigente establece que “la iniciativa de reforma constitucional que no sea aprobada no podrá presentarse de nuevo en el mismo período constitucional”. Chávez ha admitido que como presidente no puede insistir en reformar la Constitución, pero que los electores o el Parlamento sí están facultados para hacerlo.

Rosales, fundador del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT-socialdemócrata), consideró que el jefe de Estado ofreció “un espectáculo bien vergonzoso” cuando calificó como “victoria de mierda” el triunfo del no. “Es una conducta fuera de lo común”, opinó.