Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Las ONG arropan al 'obispo antitrasvases'

El prelado brasileño dice que irá "hasta el final" con su huelga de hambre

BERNARDO GUTIÉRREZ ·06/12/2007 - 22:16h

Luiz Flávio de Cappio, obispo de Barra. B.G.

Animado, esperanzado y más decidido que nunca "para llegar hasta el final". Luiz Flávio de Cappio, obispo de la ciudad de Barra, que desde el pasado 26 de noviembre realiza una huelga de hambre para protestar contra el proyecto de trasvase del río São Francisco, aseguró el miércoles a un grupo de corresponsales extranjeros a través del móvil, que su huelga de hambre "no va a acabar". "Iré hasta el final", dijo con decisión.
El obispo denunció, además, que el Gobierno brasileño no sólo no ha entrado en contacto con él sino que "está silenciando la huelga de hambre en los medios de comunicación".

"Entero y lleno de fuerza"

Después de nueve días de ayuno, Luiz Flavio de Cappio asegura sentirse "entero y lleno de fuerza". El martes, un grupo de 5.000 personas procedentes de todos los rincones de Brasil llegó a la localidad de Sobradinho (Bahía), donde se encuentra el obispo, para demostrarle su solidaridad. Luiz está recibiendo, además, apoyo de centenares de artistas de todo Brasil. Y el apoyo llega a tal punto que 15 mujeres iniciaron el pasado lunes una huelga de hambre colectiva para apoyar a don Luiz. Por otro lado, unos 300 manifestantes bloquearon el miércoles un trecho de la carretera BR-242.

Además, Luiz Flavio recibió la visita de tres obispos y del cardenal Geraldo Majella, de Salvador de Bahía, quien le mostró "su solidaridad". Lo cierto es que la guerra contra Lula de Luiz Flavio, que ha repercutido en todo el mundo, ha provocado cierta división en la iglesia brasileña. El arzobispo de Paraiba, uno de los estados nordestinos que se beneficiará del trasvase del río São Francisco, escribió una carta a Luiz Flavio criticando su huelga de hambre. 

Noticias Relacionadas