Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Alemania y Egipto crean un fondo de investigación común como colofón a un año de ciencia

EFE ·06/12/2007 - 17:01h

EFE - La ministra alemana de Investigación, Annette Schavan, observa una celdas solares en el Instituto Fraunhofer en Freiburg, Alemania.

Alemania y Egipto acordaron hoy en Berlín crear un fondo de investigación común para proyectos bilaterales, con una dotación de 600.000 euros anuales, durante el acto de clausura del Año Germano-Egipcio de la Ciencia y la Tecnología.

Con cerca de 150 actos entre congresos, exposiciones y encuentros, este año científico ha permitido a investigadores de ambos países intercambiar datos y avanzar en cuestiones como la biotecnología, los materiales, la medicina, las energías renovables, las ciencias sociales y la gestión del agua.

El nuevo proyecto de investigación fue anunciado hoy en Berlín por la ministra alemana de Educación, Annette Schavan, y el titular egipcio de Educación Superior e Investigación Científica, Hany Helal.

Schavan, quien aseguró que cada parte aportará 300.000 euros anuales a esta iniciativa, explicó que el fondo servirá para subvencionar proyectos bilaterales de investigación con un máximo de 100.000 euros y cuyas propuestas deberán presentarse antes de 2012.

Asimismo, se concederán un centenar de becas anuales para que universitarios egipcios puedan concluir sus estudios en un centro alemán o realizar prácticas de formación en este país.

Schavan destacó el "extraordinario dinamismo" demostrado por las dos partes durante este año de colaboración, que permitirá "profundizar la cooperación científica" bilateral.

"Estamos convencidos de que los proyectos comunes de investigación permitirán construir puentes muy sólidos entre ambas culturas para las próximas generaciones", agregó.

Por su parte, Helal sostuvo que la clausura de este año científico simboliza el "principio de un trabajo común que durará décadas" y abre "un nuevo camino diplomático para la ciencia y la tecnología" entre ambas naciones.

Destacó que, aunque Egipto celebra en 2008 su año científico en colaboración con Japón, "será una cooperación trinacional", ya que Alemania también formará parte de la ecuación.

Uno de los aspectos principales tratados por científicos de ambos países fueron las energías renovables, especialmente la solar, y los sistemas de gestión y reutilización de agua, un bien escaso en Egipto.

En los últimos doce meses, tanto Alemania como Egipto acogieron congresos sobre biotecnologías, productos bionaturales o materiales avanzados de automoción.

El potencial egipcio para crear biomasas o acoger parques eólicos y plantas termales a partir de energía solar centraron algunos de los encuentros entre científicos de los dos países.